Supermercadistas responsabilizaron a los proveedores por los faltantes

0
5

reunionEjecutivos de todas las cadenas de supermercados de la provincia fueron convocados a Casa de Gobierno este miércoles para repasar la marcha del acuerdo de precios vigente. El vicegobernador José Cáceres, ministros, secretarios y equipos técnicos del Gobierno dialogaron con representantes de las cadenas Wal Mart, Día, Carrefour, Jumbo y Coto.

 

“Este acuerdo firmado a nivel nacional es política de Estado en Entre Ríos. Así lo definió el gobernador”, introdujo Cáceres. Pidió a los ejecutivos que “ayuden a que se vea reflejado en las góndolas” y advirtió sobre la decisión de aplicar sanciones si continúan las irregularidades. “Entendemos que puede haber un tiempo lógico de adaptación por parte de las cadenas, pero si no lo hacen lo consideraremos como faltas severas”, añadió el vicegobernador.

 

El ministro de Cultura y Comunicación, Pedro Báez, reforzó lo dicho por el vicegobernador y agregó: “Las cadenas de supermercados deberían valorar el proceso de fortalecimiento del mercado interno que se produjo en la Argentina en estos últimos años, después de décadas de destrucción de la capacidad de compra de los consumidores. Esta recomposición es algo que todos deberíamos cuidar: para nosotros es un capital político, para la gente es un derecho reconquistado y para las empresas es una fuente de generación de recursos”, instó.

 

El sábado comenzó en la provincia el dispositivo de control, a cargo de la Dirección de Defensa del Consumidor del Gobierno entrerriano. Se trabajó en 16 locales de Paraná y los monitoreos continúan en distintos puntos de la provincia. A la vez, voluntarios de distintas organizaciones realizaron acciones de concientización en las puertas de los locales.

 

Precios por fuera de lo convenido, diferencias en los valores en góndola con lo cobrado en la línea de cajas y faltantes de productos fueron algunas de las irregularidades detectadas, que motivaron que se labraran las actas correspondientes, informó el ministro de Producción, Roberto Schunk, de cuya cartera dependen los inspectores que ejecutaron los monitoreos.

 

Uno de los representantes de Wal Mart informó que trabajan en la empresa para cumplir con los precios pactados, con la señalética correcta y con el abastecimiento de los productos. Sobre este último aspecto, reconoció los faltantes de 70 productos en su local, pero indicó: “Más allá de que sea algo que hay que corregir, esto quiere decir que muchos clientes pudieron ir al supermercado, encontrar los productos del acuerdo, comprarlos al precio correspondiente y beneficiarse con el programa”.

 

Explicó luego que en los supermercados se trabaja con un ciclo de abastecimiento que se extiende por cinco semanas. “Si un producto que se comercializaba poco, ahora se empezó a vender mucho, habrá que esperar que se cumpla ese ciclo para que el abastecimiento se adecue”, precisó.

 

Ante la propuesta oficial de que los artículos en falta sean reemplazados por productos locales –así se hará, por ejemplo, con el azúcar Dominó, incluida en el acuerdo, que será suplantada por una marca envasada en la provincia-, advirtió el hombre de Wal Mart que el proceso de alta de un producto puede llevar “entre siete y nueve meses”.

 

El representante de Coto, a su turno, señaló a los problemas en el abastecimiento como la causa de los faltantes. “Estamos convencidos de que hay que cumplir con este compromiso, pero si no nos abastecen, no somos responsables. Los centros de distribución funcionan bien, pero si los proveedores cumplen en un 20 por ciento, el abastecimiento falla. Los faltantes, en nuestro caso, se deben a incumplimientos de los proveedores, que no entregan en tiempo y forma, o directamente no entregan la mercadería”, puntualizó.