L. San Martín: Opiniones de la concejal del FJpV, Beatriz Romagnoli

0
2

1398-LIBERTADOR SAN MARTÍN-beatriz-romagnoliEn declaraciones a El Observador la concejal del Frente Justicialista para la Victoria de Libertador San Martín, Beatriz Romagnoli, comentó acerca del trabajo que vienen realizando en el órgano legislativo y el balance con respecto a las ordenanzas aprobadas y aquellas que aún faltan implementarse.

Al respecto la edil y presidenta de la Comisión de Producción, Industria y Comercio del HCD, manifestó que “cuando termina un ciclo legislativo uno tiene balances positivos y negativos. En cuanto al primero destaco el trabajo que vino desarrollando el Concejo, ya que se tuvo que adaptar a un nuevo sistema, que antes funcionaba como Junta de Fomento, que presidía el intendente. En este período fuimos aceitando nuestro trabajo, logramos aprobar rápidamente lo solicitado y nuestra convivencia es cada día mejor entre los tres bloques. Pero admito que me hubiera gustado, a título personal, que las ordenanzas que aprobamos, el Ejecutivo las ponga en funcionamiento de inmediato, que su aplicación sea efectiva, porque son proyectos que llevan horas de estudio, tratamientos y que luego no tienen su corolario en la aplicación. Sé que no es mala fe del Poder Ejecutivo, ya que estamos trabajando con un nuevo sistema donde hay que poner en práctica lo que se legisla. Las normas están para ser cumplidas, pero de nada sirve que trabajemos en una ordenanza, que veamos los pro y contras, analicemos si puede ser cumplida o no y una vez completamente seguros la aprobemos, si falta la otra parte”.

– ¿Esta situación dificulta su trabajo y el de los demás ediles?

– A los concejales nos gusta trabajar en las normas, pero cuando vemos que no se ponen en práctica, uno se decepciona un poco, pero esto no perjudica nuestra tarea de seguir elaborando proyectos, porque debemos cumplir una función. El pueblo nos votó y espera que hagamos lo mejor y lo más beneficioso para toda la comunidad.

– ¿Pasa por una cuestión económica?

– En ese sentido el problema no pasa por ahí. Gracias a Dios, nuestra localidad tiene una muy buena recaudación impositiva. El cumplimiento de los vecinos es altísimo en cuanto al cobro de las tasas y todos los años tenemos excedentes importantes de recaudación, porque sobre un presupuesto de aproximadamente 25 millones, si hay un excedente de 2 millones y medio, quiere decir que el sobrante es altísimo. Nosotros pensamos que los excedentes no significan que el administrador haga su trabajo correctamente, significa que hay una obra que no se está haciendo, algo está faltando y el pueblo no está perfecto para decir que me sobra plata y ya está. Los concejales entendimos al aprobar el presupuesto que habría que destinar más presupuesto para las obras públicas. Este crecimiento demográfico es importante en esta ciudad, lo que demanda más trabajos de mantenimientos y en los servicios.

Cada vez que aprobamos una ordenanza, buscamos la forma que la partida presupuestaria sea la menor posible y que sepamos de dónde pueden salir los fondos para aplicarla. Inclusive hay ordenanzas que no requieren más que de un movimiento administrativo y no necesitan dinero para implementarlas.

– ¿Cuál es la prioridad para ud. este año en el Concejo Deliberante?

– Hay un proyecto de mi autoría que presentó nuestro bloque, donde le solicitamos al Ejecutivo municipal, que gestione un predio para un futuro parque o área industrial, porque están dadas las condiciones de normas que brindan financiamientos para implementarlos y porque se viene dando en nuestra ciudad un crecimiento sostenido de emprendimientos, industrias, comercios que han quedado dentro del radio urbano y generan contaminaciones, tanto ambientales como auditivas en general en nuestra comunidad. Además la puesta en marcha de este espacio, generará nuevas fuentes laborales para aquellos jóvenes que se radican en la ciudad y necesitan de un puesto de trabajo, ya que creemos que los grandes proveedores de empleo, como lo son el Sanatorio y la Universidad (Adventista del Plata), ya han colmado su capacidad laboral.