Experiencia en Las Cuevas sobre solarización: Para aprovechar el exceso de calor del suelo

0
2

1398-LAS CUEVAS-experiencia-solarizaciónLa ingeniera Luciana Zapata, de la Agencia del INTA Diamante, explicó la experiencia realizada en Las Cuevas, sobre la solarización que permite aprovechar el exceso de calor del suelo.

“Es una técnica eficaz, económica y ecológica que permite desinfectar el suelo durante el verano y consiste en cubrir el suelo durante 4 a 6 semanas con polietileno transparente, de esta manera se logra controlar los insectos, microorganismos y malezas; además de promover el crecimiento de las plantas por mayor disponibilidad de nutrientes” indicó la especialista.

Sobre los fundamentos del proyecto señaló que “el calentamiento del suelo en los 30 cm. superiores y a temperaturas entre 35º y 50º C, es el principio básico de la solarización. A esas temperaturas se activan mecanismos de tipo físico, químico y biológico del suelo, que producen la muerte de patógenos, incrementa el rendimiento de los cultivos y disminuye las poblaciones de malezas, principalmente anuales.

Por ello la época adecuada para hacer este tratamiento es el verano; por coincidencia con alta radiación solar, temperaturas del aire mayores y menos viento. Para realizar estos tratamientos del suelo, tanto a campo como en invernadero, los meses más indicados son entre octubre y marzo. Otro factor importante es la humedad, porque la transferencia de calor aumenta por la presencia de este factor en el suelo, y el crecimiento de los microorganismos se ve favorecido, haciendo que se vuelvan más vulnerables a los efectos letales del aumento de la temperatura de la solarización”.

En cuanto a los pasos a seguir, la ingeniera indicó que se debe “trabajar el suelo bien y en profundidad, evitando dejar en superficie terrones; formar el futuro tablón ligeramente levantado; conviene regar bien, para que penetre el agua en profundidad; colocar sobre el suelo mangueras de riego por goteo, las que periódicamente se abren; colocar el polietileno sobre el cantero y fijarlo arrimándole tierra sobre los bordes y por último pasado el período recomendado para el tratamiento, el suelo se destapa y se procede a la siembra o plantación”.

Cabe señalar que por ser esta una tecnología apropiada para la tipología del productor de la zona de Las Cuevas, se decidió instalar como experiencia demostrativa en la huerta del Hogar “Nuestra Sra. de los Pobres”, ya que además la Agencia de Extensión Rural del INTA Diamante, está trabajando junto a las instituciones y con un grupo de productores familiares.

“Agradecemos la colaboración de los Promotores de ProHuerta, Hna. Irma Elena y Raúl Acosta y al personal de la Junta de Gobierno de Las Cuevas”, manifestó la profesional del INTA Diamante.

Por más información sobre el proyecto los interesados pueden consultar al e-mail zapata.luciana@inta.gob.ar