Héctor Motta abrirá la 19ª Conferencia Industrial Argentina

0
1

MottaEl ex secretario de la Producción de Entre Ríos, expresidente de CAPIA, de 2 Congresos Latinoamericanos de Avicultura, cofundador de la Unión Industrial de Entre Ríos (UIER), protesorero en el Comité Ejecutivo de la UIA, entre otros, Héctor Motta (69), abrirá en el complejo Sofitel “La Reserva Cardales” de Buenos Aires, la 19ª Conferencia Industrial Argentina el 2 y 3 de diciembre, cuyas jornadas se denominaron “ADN Industrial. Argentina y el Desarrollo Nacional. Nuevos desafíos productivos para la generación de valor”. El empresario y dirigente visitó la redacción de El Observador, donde habló durante una hora de este evento y otros temas de interés local y provincial, los cuales publicaremos en los próximos días:

– ¿Qué objetivos tendrá esta conferencia?

El objetivo es pensar y debatir con profundidad los desafíos de la industria argentina, por lo que se convocó a las personalidades más destacadas e idóneas para conformar paneles en los que se reflexione sobre la Argentina productiva, como una tarea enriquecedora para todos los presentes. Este evento se ha convertido por sus dimensiones y alcances en un hito anual para la institución y para todos los actores de relevancia en nuestro país. Para este año, el objetivo es ofrecer nuevamente una instancia de debate que esté cualitativamente a la altura de los estándares que la UIA ha venido sosteniendo en el tiempo.

– ¿Por qué lo han elegido a usted para dirigirla?

– Si bien es cierto que es una distinción, es un año difícil para la dirigencia industrial, donde los grandes industriales tienen dificultades para mostrarse. Quizás quienes me lo propusieron, que son del grupo de industriales, creyeron entender que había sensatez de mi parte y que tengo una forma de conducirme que podía manejar con prudencia la organización de este evento, que se viene realizando a nivel país. Justamente los organizadores dicen que es el evento industrial del año. Anualmente se espera esta conferencia, donde se trata de hacer una revisión de cuáles son los problemas que están aquejando o no al sector industrial del país y más que nada seguir proponiendo propuestas de crecimiento en función de lo que en algún momento se dejó sentado como un sello indeleble para argentina, que sin industria no hay nación. Y es cierto que sin industria es difícil generar empleo.

– ¿Por qué se llama ADN?

– ADN industrial argentino trata de ahondar en cuáles son las fortalezas y reconocer cuáles son nuestras posibilidades. Estamos encontrando la razón de ser de la Argentina y de ahí en adelante cuando hablemos de inversión, sabremos dónde tienen que ser orientadas las inversiones, reconocer que hacen falta y estar convencidos que detrás del desarrollo viene la inversión y la generación de puestos de trabajo. Y cuando aparece esta idea de cosas, aparece el “Estado de bienestar”, que es lo que cualquier argentino que habita el país, requiere, necesita y goza a través de la vida. Cuando hablamos de ese reconocimiento de ADN, cuáles son las cosas que se destacan en Argentina como positivas para seguir invirtiendo en esas áreas, cuáles son las sustituciones de importaciones que podemos y estamos en condiciones de hacer. Tenemos que reconocer dónde no somos capaces ni de generar a partir de lo propio ni a través de la generación de sustitución de importaciones, porque tenemos que seguir importando y de ahí deviene el intercambio comercial que se realiza entre todos los pueblos del planeta. Pero hoy debemos reconocer que cualquier país en el mundo está preocupado por poner una mirada sobre su ADN, saber cuáles son sus fortalezas y plantear inversiones. A través de la sustitución de importaciones, han habido desarrollos importantes. Por eso digo debe haber una actitud positiva de diálogo, que creo que es lo que faltó en la Secretaría de Comercio. Había una persona honesta, pero creo que estaba con diagnóstico equivocado y más que nada caprichoso, que no quería ceder. Creo que en estos últimos 7 días, el gobierno nacional ha tomado conciencia de los cambios que había que hacer. La presidenta ha hecho una renovación profunda de ministros y creemos que a través de un ministro coordinador como es Jorge Capitanich, con capacidad de gestión, indudablemente buscó a partir del momento cero abrir canales de diálogo. Incluso lo hemos invitado a él, a la presidenta Cristina, al gobernador Sergio Urribarri, al presidente de YPF, Miguel Galuccio y muchos otros. Podamos encontrar debate, pero también clarificar cuáles son las metas al corto, mediano y largo plazo…

– ¿La UIA va a presentar un petitorio para que la industria no tenga altibajos?

– Ha sido un pedido permanente en los últimos 2 años de la Unión Industrial Argentina, de administrar el comercio adecuadamente. Es fundamental reconocer o echar una mirada sobre el ADN Industrial Argentino, impulsar y sostener el crecimiento y las inversiones en esas áreas. Son factores importantes para seguir produciendo, tener disponible no sólo lo que fabricamos, sino todo lo que necesitamos en una administración de comercio inteligente y no caprichosa…

Otro tema a tratar es la competitividad como base de integración productiva y regional. Si no hacemos un delineamiento nuevo en cuanto a la competitividad y economías regionales, no podemos llegar a esto. Quien tiene que acercar bienes desde Entre Ríos a Buenos Aires, o desde Salta, Jujuy o traer desde la Patagonia, está pagando el mismo valor de combustible. Le estamos restando competitividad a esas economías regionales. La carencia adecuada del transporte ferroviario hace que no sea posible un acercamiento rápido de circulaciones de bienes de los lugares productivos a los lugares de consumo. Lo mismo ocurre con las líneas aéreas. Pero hay un gran déficit que es la carencia de autovías, de caminos, que tiene Argentina y Entre Ríos y esto es inversión pública. O sea que detrás de la inversión privada y pública, debemos buscar un desarrollo acorde en el tema de la competitividad. Tenemos la obligación de hacer un planteo hacia el 2020 y también pensar en el 2030, 2050, el país que le vamos a dejar a quienes van hoy a las escuelas, universidades y que nacerán en próximos días.

 

Comments

comments