Alarma violencia desenfrenada de menores

0
0

peleas menoresEste año, a nivel mundial, impactaron casos de extrema violencia, que involucraron a menores: en EEUU, un niño de 8 años mató de un disparó en la cabeza a una mujer, aparentemente queriendo imitar al protagonista de un videojuego con episodios de violencia extrema, con el que se estaba “recreando” minutos antes. Recientemente en Uruguay, 2 chicos, de 11 y 14 años, mataron a un niño a machetazos y puñaladas y tiraron el cadáver a un aljibe. Habían llevado a una nena de 5, que vio todo lo ocurrido y a quien le pidieron que denuncie que la víctima la había querido violar para justificar el asesinato. Macabro por dónde se lo mire. Esta semana en Viale (ER), se registró un hecho que también alarmó, cuando una nena de solamente 11 años, sufrió un violento asalto por parte de 2 niños. Recibió reiterados mordiscones y con un destornillador en la garganta, la amenazaron, hasta robarle un celular. La chica había ido, junto a su hermanita de 6 y a una amiga, a una plaza que está a pocos metros de su casa. Estos hechos sorprenden y enardecen, tanto que los vecinos organizaron espontáneamente una movida para reclamar en el frente de la comisaría, como si la policía fuera la culpable de un problema social que está claro, no es exclusivo de Argentina. Es más, los funcionarios vialenses cumplieron con su misión, le tomaron la denuncia al padre de la víctima y a los pocos días tenían resuelto el hecho, identificado a los 2 autores, que por ser menores, no recibirían castigos por parte de la justicia, como siempre ocurre por nuestras benignas leyes.

Ismael Borgetto, padre de la niña asaltada y agredida, contó a El Observador que “a las 15.00 del sábado, nuestras hijas, de 11 y 6 años, nos pidieron permiso para ir a tomar mates con una amiga a una plaza, que está a solamente 150 metros de nuestro domicilio. En el lugar, vieron acercarse a 2 menores, un varón y una mujer, quienes le pidieron la hora. Mi hija, para contestarles, sacó el celular y fue en ese momento en el que la chica intentó arrebatarle el mismo, comenzó un forcejeo arriba de uno de los juegos del parque, del que mi hija cayó. En ese momento, la otra nena sacó entre sus ropas un destornillador punzante, que se lo puso en el cuello, amenazándola de muerte. Si bien pudo zafar de esa situación, recibió otras agresiones y mordeduras en el brazo, cuello y hombros. La amiga de mi hija tenía un teléfono, con el que llamó a mi casa, le avisó lo que estaba pasando a mi esposa, que junto a algunos vecinos fue a socorrerlas. Cuando llegaron al lugar, los 2 menores se dieron a la fuga… Mi hija muy dolorida y consternada entró en una crisis de nervios, ya que fue un momento difícil, de tensión y de mucha angustia. Hoy está siendo atendida por psicólogas y quiero agradecer al Área de la Niñez y Adolescencia del municipio de Viale, a sus coordinadoras, que están continuamente en comunicación con nosotros, lo mismo al intendente Estelio Urchueguía y al comisario Luis Tovani, quien se mostró muy predispuesto a ayudarnos”.

Borgetto recordó que “el lunes siguiente (4/11) salimos a hacer un trámite con mi familia, en auto y fue en ese momento que mi hija reconoció al menor agresor, que se conducía por la vía pública y pudimos constatar que se trata de un compañero de la escuela, que va al otro turno (tarde). Volvimos a la comisaría para contar esta situación y les dimos a la Policía más detalles para la causa”.

– ¿Hay demasiadas peleas entre chicos en Viale?

– Tengo entendido que ocurren y muchas veces los padres no se animan a hacer la denuncia. Yo conozco algo de derecho y sé que es importante hacerla. Tengo el apoyo de COPNAF (Consejo Provincial de la Niñez, Adolescencia y Familia), del municipio, de la Justicia, de la comisaría, de mis amigos, vecinos y compañeros de trabajo y estamos tratando de que se conozca, quienes fueron esos menores… Fue un hecho muy grave y del que todos, en nuestra familia, nos estamos tratando de recuperar. Mi hija no asistió a la escuela por dos días, me reuní con la directora de la institución y le pedí garantías de que no le pase nada. Voy a tener que llevarla y buscarla todos los días y dentro de la escuela, me aseguraron que la van a ir controlando, pero no es justo que tengamos que pasar por esto… Tiene que ir por la tarde a los talleres, turno al que va el agresor y eso también no nos deja tranquilos.

 

Mientras una alta autoridad policial nos confirmó que en la provincia, un 80% de los robos son cometidos por menores inimputables, en Paraná, en el Juzgado Penal de Niños y Adolescentes, aumentó en un año casi en un 90% la cantidad de causas, lógicamente con menores como protagonistas, lo que enciende nuevamente el debate sobre la necesidad de establecer un régimen que castigue a los chicos infractores (o sus padres) y fundamentalmente, proteja a aquellos que quieren vivir en paz y que como en el caso de la familia de Viale, puedan mandar a sus hijos sin peligro a estudiar o a jugar en los parques.

A nivel país, en 2011, el asesinato en La Plata de Fabián Esquibel, cometido por un menor de 15 años, bajo los efectos de la droga, hizo que se le pasara el plumero a los añejos proyectos sobre la imputabilidad de menores, que hace pocos meses se volvió a instalar en la sociedad, aunque en un gran porcentaje, la clase política le bajó el pulgar a la iniciativa.

“Ser menor de edad es una licencia para matar” afirmó un fiscal bonaerense en diálogo con Radio 10, que se retransmite en Crespo por FM 101.9. Resaltó: “No escuché a ningún psicólogo, psiquiatra u otro especialista decir ‘miren que una persona a los 14 años no comprende lo que es un homicidio’. No hay una discusión seria y científica sobre este tema en Argentina” afirmó. En tanto, un prestigioso abogado penalista sostuvo que “lo más acertado es bajar la edad a los 14 años. El desarrollo mental del niño y del adolescente ha avanzado muchísimo. En los años ‘20, cuando se sancionó nuestro código original, un chico de 15 estaba esperando el pantalón largo para incorporarse a la vida social. Hoy ya están incorporados a los 12. La madurez de los niños ha crecido y es esencial ponerse a la altura del criterio de otros países. El argumento de que no se tiene lugar y que por eso se deja a delincuentes peligrosos en libertad, es un disparate. Si hay más delincuentes tiene que haber más cárceles” fustigó.

Las encuestas y sondeos marcan que más del 60% de los ciudadanos estaría de acuerdo con bajar la edad a 14 años, para que los menores sean punibles ante la ley. Vale recordar que una persona es inimputable cuando actúa “sin voluntad y conciencia”, o sea, que no tiene la capacidad de “entender y querer” al momento de cometer el acto. Según la ley, el juez debe mandar al menor a su casa, salvo que considere que esté en una situación de riesgo, de abandono o tiene graves problemas de conducta, por lo que puede enviarlo a un hogar de menores o buscarle una familia sustituta.

 

 

Facciano: “La policía cumple”

 

Estuvo esta semana en el “Centro Radial, Televisivo y Periodístico de Entre Ríos”, la Crio. María de los Ángeles Facciano, titular de la División Minoridad de la Policía de Entre Ríos, quien habló de su trabajo en el programa “Panorama Entrerriano” de Canal 6 Entre Ríos TV y con El Observador. Aseguró que son muchas las denuncias que reciben con menores involucrados por hechos de robos, arrebatos, roturas de vidrios, amenazas, agresiones y otras, como casos de bullying (acoso escolar). Aclaró que “una vez localizado por personal policial, el joven involucrado es trasladado a la División Minoridad, quedando a disposición del Juzgado Penal de Niños y Niñas Adolescentes, desde donde se definen las medidas que se va a tomar con él. Como policías aportamos las pruebas y ponemos en conocimiento estas situaciones al juez competente, quien puede disponer una medida a fin de salvaguardar a las víctimas y si este menor debe comenzar un tratamiento para poder reinsertarse en la sociedad”.

– ¿Qué se siente cómo policía, saber que se arriesgan varios días para detener a un menor delincuente y que a las pocas horas, éste quede libre?

– Por ahí uno siente frustración, porque la policía cumple con su tarea… Aclaro una vez más, nosotros aportamos los medios y la mayor cantidad de pruebas para ponerlas a disposición de los juzgados de competencia…

– ¿Cree que es una solución bajar la edad de imputabilidad?

– A mi criterio, hay que poner más empeño y esfuerzo en lo que son los diferentes hogares donde los menores son alojados para que logren una correcta reinserción. Creo que tendríamos que apuntar más a eso y no tanto a la reducción de las edades. Además, considero que la base del resultado está en la familia y el sustento de los chicos que se van formando y la contención que le deben dar sus padres. Hay que tomar más conciencia de lo que la familia implica y la concepción que uno le da a nuestros niños, para que sean personas de bien el día de mañana…

 

Comments

comments