Bajar de peso tiene beneficios en la vida sexual

0
1

fotoUn nuevo estudio de la facultad de Medicina de la Universidad de Pennsylvania, en Estados Unidos, destaca que aquellas mujeres que llevan adelante una baja significativa de peso también exploran una mejora muy importante en sus experiencias sexuales.

 

En tal sentido, el especialista argentino Máximo Ravenna reiteró su postura esgrimida tiempo atrás y coincidió en que una persona que comienza a sumar kilos empeora notablemente su autoestima y su estado de ánimo, disminuyendo a la vez la frecuencia de las relaciones íntimas.

 

“No hay dudas de que la gordura modifica el estado de ánimo para mal, siendo ésta una realidad visible u oculta que se experimenta notablemente. La falta de deseo es también una alteración psicológica porque un estado que no es natural como lo es la obesidad siempre genera un cambio negativo físico y espiritual”, expresó el psicoterapeuta.

 

Ese funcionamiento anómalo por la realidad corpórea retroalimenta un círculo vicioso en el que se reduce la actividad sexual debido a las limitaciones físicas que aportan los kilos, incrementando esa escasez pasional una tendencia a convertirse en personas amargadas o tristes, siendo, a la vez, ese estado de depresión, un nuevo escollo para facilitar un encuentro amoroso.

 

En congruencia con Ravenna, el nuevo trabajo de la casa de estudios norteamericana arrojó como resultado que un importante descenso de peso acarrea mejoras muy importantes en la función sexual en general, así como en áreas específicas como el deseo, la excitación, la lubricación y la satisfacción en general de las mujeres.

 

Además, el sondeo también destaca que se recupera un desarrollo muy importante en todos los niveles hormonales del interés sexual, que pueden afectar tanto al comportamiento como la fertilidad y la satisfacción de las relaciones.

 

Ravenna explicó que “las mujeres con un índice de masa corporal superior a 30 tienen menos encuentros sexuales y consideran en general al sexo como algo menos importante, pero esto cambia de raíz con el descenso de peso porque mejora el estado de ánimo, la autoestima, y el cuerpo deja de ser un problema”.

 

Finalmente, el especialista recomendó a los ginecólogos y médicos en general que tengan presente esta situación para que asesoren a sus pacientes sobre las posibles medidas para adelgazar y sus beneficios. “Para mejorar hay que salir de este círculo vicioso que genera la ingesta desmedida de alimentos y así recuperar la libertad de experimentar los verdaderos sentimientos y disfrutar de una vida sexual plena”, finalizó Ravenna.