Mónica Rodríguez y Nora Pérez: Embajadoras de sueños

0
4

100_2322 DSC04516 DSC04470Se entrenan detrás de un sueño, kilómetros y kilómetros de trotes detrás de un sueño, pesas que se levantan detrás de un sueño, meses de preparación detrás de un sueño, el respaldo de la familia y de una ciudad para que ese sueño se ofrezca como algo posible. ¿Qué deportista no imagina estar presente en un Mundial? Sea la disciplina que sea. Interminable es la lista de los que se anotan en esa ilusión, pocos los elegidos para alcanzar El Sueño. Crespo contó con dos representantes, madres de familia antes que atletas, con todo el sacrificio que eso demanda. Respiran una pasión única por el deporte que apareció en el camino de sus vidas. Necesitan de él para sentirse bien, lo disfrutan y se esmeran para que las horas de entrenamiento valgan realmente la pena. Para no defraudar a nadie, y mucho menos a ellas mismas.

Mónica Rodríguez de Aldana y Nora Pérez plantaron la bandera argentina en el 20º Mundial de Atletismo Master desarrollado en la ciudad de Porto Alegre (Brasil) del 16 al 27 de octubre. Una cita que parecía lejana en el tiempo, terminó siendo una realidad concreta y cuando menos se dieron cuenta, estaban corriendo con las imágenes de sus seres queridos en la cabeza y con el orgullo crespense en el corazón.

Nora fue por la meta de los 8 kilómetros de cross country el 16 de octubre, dentro de la categoría de 40 a 44 años. Luego de 38 minutos y 3 segundos, la entrerriana en representación de Argentina (ni más ni menos), cruzó la meta ubicándose como 17ª del mundo. La ganadora fue su compatriota, Mónica Avaca de La Pampa (31.55). Pero además Pérez fue 4ª de su país, detrás de Graciela Vélez (36.30) y de María Marchisio (36.54).

“Fue una gran experiencia, viví un sueño como siempre dije. Tener la posibilidad de competir en un Mundial con atletas de diversos países con un gran nivel, es algo inolvidable para todo deportista”, fueron sus palabras a El Observador Deportivo una vez retornada al país.

Mónica por su parte, intervino primeramente el viernes 18 en los 100 metros llanos. Dentro del grupo de 50 a 54 años, quedó 21ª en los preliminares con un registro de 15 segundos y 82 centésimas, no pudiendo acceder a las series de semifinales. La prueba fue ganada por la norteamericana Joy Upshaw con un tiempo de 13.24. Igualmente tuvo revancha el lunes 21 en los 200 metros llanos. Allí pasó el primer recorte clasificatorio con un tiempo de 32.92 (2ª en su serie). Por la tarde disputó las series semifinales donde finalizó 12ª del mundo con un tiempo de 33.06, siendo la segunda de Argentina detrás de Norma Martin. Al margen de no clasificar a la final (pasan solamente las 8 mejores marcas), el resultado es altamente elogiable. “Fue muy lindo, una experiencia inolvidable. Compartimos las pruebas y las vivencias diarias con deportistas de México, Ecuador, Alemania, Rusia, Chile, Estados Unidos, India, Australia, Gran Bretaña, Venezuela, Canadá, China y Sudáfrica, entre muchos otros. Alrededor de 50 países fueron representados. Estoy feliz y agradecida por quienes me acompañaron”, comentó la atleta cuando retornó a su suelo.

Dos crespenses que lograron una notable performance en el certamen ecuménico de Brasil, pero además ratificaron su lugar en el país, donde están entre las mejores de sus respectivas categorías. Esto abre expectativas y da fuerzas para afrontar nuevos desafíos que vendrán.

Comments

comments