Padres: La felicidad de quienes deciden serlo de corazón

0
2

P1260492Este domingo 16 de junio, se celebra el Día del Padre. Una fecha especial para que los hijos le demuestren su afecto y admiración. Pero también es el momento para que los progenitores les expresen cuán importantes son en sus vidas. La noticia de la llegada de un hijo es para algunos esperada y para otros tantos, una sorpresa. No todos los hombres se sienten preparados para serlo. Sin embargo, una situación especial vivencian quienes son “Padres del corazón”, dado que decididos y por convicción, transitan un largo camino para ocupar ese rol, anteponiéndose a todos los contratiempos que surjan. “Es un sueño cumplido”, resumió Walter Steinle, quien junto a su esposa Patricia Fischer, adoptaron hace varios años a Gretel y posteriormente a Gabriel. Orgulloso y emocionado por la familia que formó, Steinle dialogó con El Observador y contó: “Van a ser 13 años que festejo el Día del Padre. Al año de casados comenzamos a proyectar tener un hijo, pero el tiempo pasaba y esto no se daba. A los 5 años, hicimos estudios y consultas con especialistas, donde nos encontraron una dificultad para concebir. Un médico de Libertador San Martín nos sugirió y animó a que adoptemos y esa recomendación fue un impulso para decidirnos. Nos anotamos en la lista de espera del Juzgado de Menores de Paraná y a su vez buscamos por distintos lugares. Fue un proceso difícil, porque muchas veces viajamos lejos y finalmente no se daba, entonces volvíamos frustrados, bajoneados. Igualmente nuestras familias y amigos siempre nos apoyaron a seguir. A través del contacto directo con la madre biológica, en el 2000 recibimos a Gretel. Estábamos justo de mudanza y dejamos todo, porque nos avisaron que estaba por nacer. Nuestros amigos terminaron de preparar la casa y cuando volvimos con ella en brazos, era como empezar una vida nueva”. Patricia contó que 2 años y medio después, emprendieron una nueva búsqueda de un hijo del corazón, para completar la familia y pensando en que entre ellos se puedan acompañar a futuro. Con la emoción a flor de piel, Walter comentó que “también por contacto directo, llegó Gabriel, a quien tenemos desde su nacimiento. Se me concretó el sueño de todo padre. El ideal de tener una nena y un varón. Soy muy felíz del hogar que formamos”.

Steinle manifestó haber sido una de sus mejores decisiones de vida y de hecho recomendó: “No tenemos la experiencia de ser padres biológicos, pero para nosotros es lo mismo. Se lo aconsejo a todos los que deseen tener hijos e incluso si los tienen también. No sentimos diferencia ni discriminación. Nuestros hijos lo entendieron y aceptaron. Ellos saben su realidad y es muy fuerte el amor que nos transmiten”. Por su parte, Fischer agregó: “Cuando nos preguntan, siempre decimos que es lo mismo que ocurriría en una familia de sangre. Uno no sabe cómo estarán de salud sus hijos, existen dudas sobre la crianza, la educación…aparecen incertidumbres, pero nosotros le ponemos la mejor voluntad y todo el afecto que podemos”.  Walter sostuvo que “el legado para Gretel y Gabriel es en primer lugar que los quiero con todo el corazón. Quisiera que saquen y aprendan lo positivo de mí y los defectos que pueda tener, que me entiendan y los dejen de lado. Sólo deseo que sean felices y personas de bien”. En cuanto a las expectativas para este domingo, el padre del corazón dijo “Ya no tengo a mi papá, pero siempre está en mi pensamiento. Espero pasarlo en familia y con mis hijos, que es lo máximo que me pasó en la vida”.

Comments

comments