En asalto a mano armada, le roban dinero y joyas a una familia de Urdinarrain

0
1

asalto 1A las 10.30 de este viernes, tres personas que se hicieron pasar por empleados de la empresa Telecom, con vestimenta y casco, ingresaron a la vivienda particular del empresario Rubén Berardo, en Urdinarrain, con la excusa que llegaban para reparar la línea telefónica que la familia reclamaba.

 

Ya dentro de la casa, la señora los acompañó a recorrer -durante unos 15 minutos- dónde estaban las bocas de conexiones telefónicas. Después de eso, sacaron las armas de fuego, redujeron y maniataron a la señora Alicia Koch, a dos hijos del matrimonio y un técnico electricista que trabajaba en la casa.

 

Como el dueño no estaba, lo esperaron mientras robaban dinero y joyas. Alrededor de las 11.30 aproximadamente llegó Rubén Berardo, a quien inmediatamente encañonaron y le exigieron que los lleve hasta la empresa Berardo Agropecuaria, de la cual es uno de los dueños. Sin despertar sospechas entre los empleados que estaban en las oficinas, le hicieron abrir la caja fuerte y la vaciaron. Sin que nadie se diera cuenta de lo que sucedía y con el producto del robo, volvieron a la casa donde quedaba el tercer hombre custodiando.

 

Ataron y encerraron a Berardo y se dieron a la fuga aproximadamente a las 12. Minutos más tarde llegó la hija más chica -12 años- que no estaba en la casa en el momento del hecho, quien descubrió que los integrantes de su familia estaban encerrados, publicó Radio Cristal en su sitio web.

 

Se supone que desde que se fueron y hasta que llamaron a la policía habrían pasado unos 20 minutos.

 

No hubo heridos ni lesionados. Los malvivientes -que actuaron a cara descubierta- manifestaban que eran de Santa Fe y andaban en una combi.

 

Horas más tarde llegaron a la ciudad peritos de criminalística, el subjefe de la Departamental, Vicente Jiménez, mientras que a cargo de la comisaría de Urdinarrain se encuentra el oficial Segovia. La causa está en manos del juez Martín Gil.

 

Además de dinero, que rondaría los 30 o 40 mil pesos, se llevaron joyas y las alianzas del matrimonio.