Escuela Nº 41 de La Balsa festeja un nuevo aniversario

0
6

El viernes 26 de octubre se cumplió el 104º aniversario de la Escuela Nº 41 “José Berutti” de La Balsa, entidad que reúne en la actualidad a 27 alumnos de la zona rural de Villa Urquiza. La directora de la institución, Silvia Cersofios, en diálogo con El Observador comentó que no hubo una actividad especial por este cumpleaños, sino que las celebraciones se concentrarán el 3 de noviembre, a partir de las 21.00, con la tradicional cena de fin año, con la organización de la Comisión Cooperadora y la actuación del grupo Sentimiento Cuartetero. La entrada para mayores costará $ 75 y para menores, $ 35.

“Hemos adelantado este evento para no superponer actividades con otras fiestas, como recepciones y demás que se hacen en diciembre. La nuestra es una fiesta muy conocida que se llevará a cabo en la escuela y en caso de lluvia, se concretará en el salón ‘Padre Boxler’ de Villa Urquiza” acotó.

Del ciclo 2012, la directiva dijo que “el balance es muy positivo, este año hemos trabajado con todas las áreas especiales cubiertas y logramos tener el cargo de bibliotecaria, que compartimos con otras escuelas de la zona. Tuvimos algunas docentes que pidieron licencia, pero sus reemplazantes ingresaron con mucho compromiso y entusiasmo, por lo que las actividades se desarrollaron sin inconvenientes. Por otra parte, con el apoyo del municipio, se están dando clases de computación, para las cuales tenemos equipos usados y la cooperadora paga el servicio de Internet”.

En cuanto a lo edilicio, Cersofios dijo que “en la parte más antigua de la escuela, donde funciona el nivel inicial, la cocina y el comedor, se necesitan algunos arreglos en techos y en el piso. Hemos realizado el correspondiente pedido, al igual que la construcción de un techo, uniendo las 2 partes de la institución” concluyó.

Historia: La institución se inició, hace más de un siglo, en una casona propiedad de María Sosa, ubicada en las cercanías del arroyo Las Conchas. La mujer, en aquellos tiempos, comenzó a instruir a chicos de la zona y promovió la creación de una entidad educativa, idea que finalmente prosperó. Tiempo más tarde, el vecino Martín Mayr donó un predio de 5 hectáreas para levantar el edificio donde la escuela funciona en la actualidad y por la que pasaron cientos de niños y docentes.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here