Saliva dijo sobre Concordia: “La problemática de la pobreza, no es nueva”

0
3

Según las cifras dadas a conocer por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), en la medición del primer semestre del año, Concordia tuvo un 10,6% de personas pobres. De esta manera se convirtió en la localidad con mayor índice de pobreza del país, lugar que supo ocupar a fines de los ‘90 y principios del 2000. También es la ciudad con mayor indigencia con 3,3. Fue seguida de Catamarca con 9,7; partidos del Gran Buenos Aires con 8,6; Formosa 8,4 y Posadas 8,3. Lo positivo para la capital del citrus, es que la cifra se redujo en comparación con el primer semestre de 2011 (11,5), con la salvedad de que en aquella oportunidad hubo otras ciudades por encima de esa medida. Sobre el tema, Armando Saliva, presidente del PRO Entre Ríos y oriundo de esta ciudad, opinó en FM Libertad 98,3 de Crespo: “Contrasta fuertemente con la historia de Concordia. En el paseo de la costanera, existe un mural donde se explica que la ciudad fue la cuarta aduana del país, lo que hizo a un pueblo próspero. Tuvo un puerto importante y observando a su patrimonio arquitectónico, podemos apreciar que se efectuó una importante inversión. La problemática de la pobreza, no es nueva. Hace tiempo que se encuentra entre los primeros lugares del país en ese aspecto”, explicó.

Refiriéndose a los datos del INDEC, más allá de reconocer que el problema existe, afirmó que las cifras son exageradas: “También debemos tener en cuenta que la cuestión fue dada a conocer por un organismo muy poco creíble, que con sus mediciones intenta desvirtuar la realidad. Para una decisión empresarial o para aplicar determinadas políticas sociales, deben existir bases de análisis ciertas. Si el INDEC dice que con $6 podés comer, si ganás más de $600 no sos indigente y si tenés más de $1.200 no sos pobre, sólo alcanza con ir al supermercado para darte cuenta de que esto no es cierto. Al manipular las estadísticas, lográs que no tengas una base real para el análisis”.

Reforzando su postura, declaró: “Si Argentina crece como dicen, si Argentina no tiene inflación, no tengo por qué creer en los índices de pobreza de Concordia. Que la ciudad está con una pobreza estructural desde hace mucho tiempo es verdad, pero conociendo pueblos como los que hay en Formosa, estoy completamente convencido que la pobreza de Concordia es menor a estas localidades del noroeste argentino. Mi ciudad posee un tremendo potencial, debe ser la única en Entre Ríos que cuenta con tres termas, estamos segundos en cuanto a la cantidad de visitas turísticas”.

Consultado sobre la cuestión que llevó a la cabecera departamental a vivir este presente, declaró: “Existen varios causantes. Si debo hacer un resumen, el problema se centró en la despreocupación de su gente por la política. Cualquier lugar que esté bien administrado, puede superar un obstáculo. Concordia, para el litoral argentino, es una especie de Rosario, donde mucha gente desde Misiones y Corrientes viene a vivir. La gente común no se involucró en los aspectos políticos. Tenemos a un funcionario que fue tres veces gobernador y dos veces intendente de Concordia. Si durante 30 años no quisieron o no supieron arreglar el problema estructural de la ciudad, no se puede repararlo en dos días. Primeramente se deben solucionar las cuentas públicas, reducir el gasto público y transformarlo en inversión. En Concordia, el 5% se dedica a obras públicas, lo demás se destina a sueldos y gastos corrientes. Las obras que se ven son solamente producto de la Comisión Administradora de los Fondos Especiales de Salto Grande (CAFESG), no nacen del presupuesto municipal”.

Sobre el gobierno de Sergio Urribarri, quien fuera candidato a gobernador en las últimas elecciones, opinó: “A cualquiera que le hubiese tocado gobernar en esta época, tendría que haberse sometido a los designios de la Casa Rosada. Si no pertenecés al modelo, la caja se cierra. Así sucede con todas las provincias y municipios que dependen de la caja central. Evidentemente la dependencia económica trae consigo la dependencia política”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here