Cettour confirmó que tienen 400.000 consultas mensuales en hospitales y C. de Salud

0
2

El ministro de Salud de Entre Ríos, Dr. Hugo Ramón Cettour, quien cuenta a nivel central con 800 personas distribuías en la Secretaría de Gestión Sanitaria y Salud y las Subsecretarías de Gestión sanitaria y de Atención Primaria, debe conducir a 17.500 empleados que atienden la salud pública en toda la provincia. Cuenta con un presupuesto de 1.550 millones de pesos, que representa un 8% del presupuesto general. Esta semana estuvo con el director de El Observador, Cont. Fernando Alberto Huck, a quien le explicó cómo va a trabajar el Instituto Provincial del Cáncer y cómo quiere trasladar un “Mamógrafo Móvil” a todos los rincones de la provincia, para salvar muchas vidas de personas que hoy no pueden viajar a las grandes ciudades donde existe esta tecnología. Destacó el liderazgo del gobernador Sergio Urribarri en materia de transformación del sector sanitario y la modernización del sistema de salud pública en Entre Ríos.

– ¿Qué línea les ha bajado el gobernador Sergio Urribarri en materia de salud?

– Urribarri es un hombre que confía en sus ministros. Mantenemos un fluido contacto, mediante el cual le informamos todo lo que se está realizando. En 2008 empezamos recibiendo 9 millones mediante los programas de salud y hoy estamos en 50 millones. Días atrás, por ejemplo, cuando vino el ministro Juan Manzur, hice una pequeña presentación de las cosas que se hacen en Entre Ríos y expliqué que estamos dentro de los 17 lugares en el país donde se realizan cirugías cardíacas en niños. Uno de ellos es el Hospital San Roque, subvencionado mediante el “Plan Nacer”. Asimismo contamos con cirugías mediante las cuales podemos hacer hemodinamia y colocación de stent, hacemos cardio intervencionismo y neuro intervencionismo. En esto último, se tratan aneurismas cerebrales por vía percutánea, como se hace con el cateterismo cardíaco, sin necesidad de abrir el cráneo. Tenemos nosocomios que se han preparado para tales tareas. Muchos años atrás, esos pacientes tenían que ser derivados a Buenos Aires. La medicina de Entre Ríos ha evolucionado fuertemente. El sector privado tiene mucha aparatología, pero el sector público es el efector que más posee y es el único que está en todos los lugares, sea el pueblo que fuera. El sector privado desapareció en muchas localidades. No nos olvidamos que tenemos dificultades, pero para dar idea del volumen de atención, estamos en las 400.000 consultas mensuales en los 206 efectores de atención primaria (Centros de Salud) y en los 65 hospitales de distintos rangos.

– Cuando estuvo el ministro de Salud de la Nación Juan Manzur ¿de qué hablaron?

– Él está conforme con nosotros, porque todos los programas nacionales que tenemos, se están llevando adelante: “Incluir Salud”, “Sumar”, el “FESP 2” que firmamos recientemente (Función Esenciales de Salud Pública), “Remediar” y demás. Se trabaja sobre Sida, diabetes, pacientes hipertensos, entre muchas otras cuestiones. Mediante esos programas, nos envían de la Nación dinero con el fin de fortalecer la atención en salud. Al ministro le comunicamos que así como se creó el Instituto Nacional del Cáncer, uno de los temas más importantes para nosotros era conformar en nuestra provincia el Instituto Provincial del Cáncer. Hay mucha gente trabajando en fundaciones y organismos, de los cuales algunos no son de sociedades científicas y la intención es reunirnos el 30 de octubre donde efectuaremos una presentación de cómo estamos trabajando con todos los tipos de cánceres en Entre Ríos. Estadísticamente, el cáncer que causa más muertes es el de mama en la mujer y el de próstata en el hombre. Conformaremos un comité ejecutivo y un cuerpo consultivo. Un sueño personal en conjunto con quienes trabajan en programas especiales, es hacer un “Mamógrafo Móvil” para llegar a todos los pueblos y las ciudades. Existen lugares donde el mamógrafo más cercano está a 100km. Avanzaremos con un llamado a licitación para comprar la estructura para una camioneta, un mamógrafo y una camilla ginecológica equipada para efectuar el Papanicolau y para otros tipos de enfermedades, como el cérvico uterino, que también posee alta mortalidad. Vamos a pedirle al Consejo Empresario Económico, si dentro de la responsabilidad social que tienen, pueden colaborar en el armado de este proyecto, que servirá de gran ayuda para las entrerrianas, sobre todo en localidades que no se cuentan con estos elementos.

– ¿Qué metas se ha trazado para los próximos años?

– Estamos trabajando en regularizar nuestra planta. Esta semana mantuve una reunión con ATE (Aso. Trabajadores del Estado), para analizar un tema vinculado con los suplentes extraordinarios. Tenemos alrededor de 3.500 trabajadores en condiciones profesionales y no profesionales. Nuestra idea es que en estos 4 años, logremos blanquear la situación. Ya son estables, se trata de empleados que llevan muchos años trabajando. Para dar un ejemplo, si el suplente extraordinario si se enferma no se puede colocar un suplente. No es que no pueda enfermarse, pero el hospital no puede cubrir ese lugar. Si es un médico de guardia, trae trastornos. Eso se fue solucionando paulatinamente, como el hecho de que cobraban el aguinaldo todos los meses y ahora lo están haciendo como los empleados comunes (julio y diciembre). Asimismo estamos pidiendo más cargos, ya que desde 2005 en Salud Pública no se generan, salvo con estas figuras, que no es lo ideal, pero se tuvo que hacer por razones de urgencia. Contamos con numerosos Centros de Salud, para los que nos resulta complicado encontrar un director. A veces debemos hacer demasiados trámites para designar a alguien. Estamos sincerando la situación, que todos los centros tengan un director y a eso hay que presupuestarlo. En estos días mantendré una reunión con el ministro de Economía Diego Valiero donde analizaremos el tema y luego se lo presentaremos al gobernador.

– ¿Se interactúa con las facultades?

– Existe un tema de sumo interés en el que estamos abocados en conjunto con la Facultad de Bioingeniería. Utilizaremos la tecnología de punta como telemedicina, la cual permite enviar por distintas vías de comunicación, radiografías, electrocardiogramas, diversas imágenes, etc. Esto unido a la parte de emergencia, porque el Nº 107 para urgencias médicas, funciona en Paraná y Concordia y pretendemos que exista en toda la provincia. A su vez, la idea es racionalizar todo lo vinculado a ambulancias, ya que siempre existen dificultades, porque se dañan y se genera un tiempo prolongado en repararlas. La meta trazada en este caso, es una emergencia provincial con distintas bases operativas y dos lugares específicos que funcionen a modo de una central, con gente preparada para mandar informes. Inauguraremos este mecanismo en el Hospital San Martín de Paraná el 15 de octubre, efectuando una primera prueba con 15 hospitales mediante este mecanismo. Después lo extenderíamos al resto de la provincia con una base en Concepción del Uruguay. Es la forma de organizarnos y con pautas legales, porque a veces existe una tendencia de sacarse al paciente de encima, mandarlo a Paraná hasta por un tema legal. Entonces la responsabilidad cae en otro lugar. Desde la central, se ordenaría dónde debe ser atendido el paciente.

– ¿Cómo imagina al sector de la salud, de acá a 2015?

– Nuestra idea es organizarnos fuertemente en el tema de los recursos humanos, con la finalidad de tener una planta óptima en cada lugar. Es preciso cubrir con especialistas a todo el territorio, por más pequeña que sea la localidad. Para ello también es importante solucionar el tema de emergencias, emplear métodos modernos como la telemedicina y optimizar los programas nacionales. El trabajador de salud debe entender su tarea que es un compromiso y una vocación, debe mentalizarse que mediante ese camino estaremos dando un salto cuantitavio en la parte de atención.

 

Comments

comments