Crespo: Tránsito busca la aprobación de nuevas severas medidas para mejorar la circulación local

1
3

Para cumplir con lo que la población quiere, se puso en marcha la “Fase II” de un plan que busca “0 quejas” por el control del tránsito en esta ciudad. Pero siempre que se busca un cambio de hábito en la población, éste debe ir acompañado de una legislación que respalde y otorgue el carácter de legal a las nuevas disposiciones, para que las autoridades puedan exigir su cumplimiento y ante la desatención de algunos, pueda sancionarlos. Con este espíritu, el subdirector de Tránsito y Seguridad Vial, Luis Hartmann, consideró oportuno presentar un proyecto de ordenanza vinculado a cuestiones que aparecen producto de las retenciones de vehículos y ciclomotores. Mediante esta iniciativa, el Ejecutivo plantea que el titular o responsable del retiro de la unidad retenida, abone los gastos que se generaron por el acarreo del auto, moto o camioneta, desde el lugar donde se constató la infracción hasta el depósito municipal, lo cual será equivalente a 30 litros de nafta súper (aprox. $200). También se estipulará un canon fijo sancionatorio en concepto de “retención preventiva”, que podría ir de los 100 a los 500 litros de nafta súper. El intervalo que se regule sería a criterio del Juez de Faltas, Dr. Javier Méndez, quien debería evaluar el tipo de falta cometida y los antecedentes que pose el infractor. Este monto sería exigible de pago antes del retiro de la unidad en cuestión del corralón municipal. El proyecto también prevé cobrar 10 litros de nafta súper, según el precio establecido por la estación de servicio YPF, por cada día hábil en que el automotor o motocicleta permanezca en el depósito municipal, con un tope del 30% del valor del aforo de la Dirección Gral. de Rentas de Entre Ríos correspondiente a esa unidad. Asimismo, de aprobarse la normativa ingresada al HCD el pasado viernes 5 de octubre, no se le daría trámite a ninguna solicitud de entrega de vehículo que no se encuentre inscripto en el Registro Nacional de la Propiedad Automotor o si no acredita la iniciación del trámite de inscripción. Al momento de la entrega del bien, deberán encontrarse abonadas todas las multas que pesen sobre el conductor que estaba manejando autorizado legalmente al momento de la retención y/o sobre el titular del rodado. Quizás la incorporación más llamativa al articulado actual que tiene la Ordenanza 28/11 que regula cuestiones vinculadas al tránsito, sea la autorización que el Concejo le daría al Ejecutivo Municipal, para que después de haber agotado todos los trámites administrativos de rigor y habiendo transcurridos los 60 días de la retención, el auto o la moto abandonada en el depósito municipal sería destruída y se vendería como chatarra en subasta pública. Cabe destacar, que este proceder está contemplado en el Código Civil y de hecho estos procedimientos son rutinarios en municipios como los de Cataratas del Iguazú y Oberá en Misiones, Rosario, Salta y distintos partidos de Buenos Aires, que han establecido de este modo el recupero de espacios públicos ocupados por unidades que sus dueños no retiran. Paralelamente, los Concejos Deliberantes de Paraná y Concepción del Uruguay están dando tratamiento a proyectos de idénticas características. Uno de los permanentes reclamos de vecinos, son las picadas y maniobras riesgosas a alta velocidad, que muchos conductores de automóviles y motocicletas realizan como hazaña ante sus amigos, sin tomar real dimensión del peligro al que se exponen y principalmente al que dejan expuesto a terceros, además de interrumpir el sueño de los crespenses cuando las picadas son en horas nocturnas. Hasta el momento sólo es posible labrarles el acta de infracción correspondiente, pero atendiendo a estas constantes quejas y con el espíritu de endurecer las sanciones, la Subdirección de Tránsito promueve en este mismo proyecto, que se incorporen “las picadas y/o destrezas de cualquier vehículo en la vía pública”, como así también “conducir sin casco”, como un motivo de retención preventiva de la unidad. De aprobarse, estaría claramente sancionada la falta y los inspectores podrían actuar en consecuencia, trasladando el auto o la moto al corralón municipal en forma automática. ¿Se acordarán de incorporar las mismas multas a quienes ensordecen o despiertan de noche, circulando con escapes libres, tanto en autos, como en motos?

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here