“El barco de la Iglesia navega con viento en contra” dijo el Papa, quien también habló de “los peces malos”

0
2

“A veces hasta hemos pensado que Dios duerme y que nos ha olvidado”, afirmó el Papa Benedicto XVI frente a miles de fieles en el 50° aniversario del Segundo Concilio Vaticano. Al evento asistieron cientos de obispos católicos así como representantes de otras iglesias cristianas, como el arzobispo de Canterbury Rowan Williams.

 

“En estos decenios aumentó la desertificación espiritual”, dijo en su sermón durante la misa matutina, que inauguró el “Año de la Fe”. “Lo vemos cada día a nuestro alrededor. Se difundió el vacío”, agregó.

 

 

Por la tarde, el Papa realizó un discurso improvisado desde la ventana de su departamento que da a la plaza y se refirió al escándalo por abuso sexual y el conflicto en la Iglesia, que cuenta con 1.200 millones de fieles.

 

“En estos años, hemos visto que hay discordia en la viña del Señor, hemos visto que en la red de Pedro (San Pedro, el primer apóstol) hay peces malos, que la fragilidad humana existe incluso en la Iglesia”, afirmó.

 

“El barco de la Iglesia navega con viento en contra, en tormentas que amenazan”, añadió.

 

Comments

comments