Crespo: Estudiantes propusieron crear un Hogar Transitorio Municipal para víctimas de violencia

0
1

En el marco de la realización del Concejo Juvenil 2012, alumnos de la Escuela Secundaria Nº 74 se abocaron a una de las mayores problemáticas que tiene la ciudad: la violencia familiar. Casi 100 casos se denunciaron en 2011 y no se descarta que la cifra sea igual o superior este año, dado que en el último tiempo desde distintos sectores se ha promovido que las víctimas se animen a hacer conocer sus historias. Roxana Correa y Ayelén Goette, ediles juveniles que representan a dicha institución educativa, analizaron los inconvenientes que aparecen como consecuencia de la legislación que rodea a este flagelo social, aún pendiente de resolución definitiva o tratamiento correctivo. La Ley Provincial 9198 que sanciona las actitudes violentas dentro del hogar en cualquiera de sus manifestaciones, sean humillaciones, maltrato verbal, golpes físicos, sometimiento económico o sexual, descalificación social y demás, establece el dictado de medidas cautelares que tienden a resguardar a quien fue víctima. Sin embargo, cuando la justicia determina una “prohibición de realizar actos molestos y perturbadores”, muchas veces el aparente resguardo se convierte en un nuevo detonante de violencia, porque la persona damnificada y el agresor continúan viviendo bajo el mismo techo, con la particularidad de que uno de ellos ya está en conocimiento de que fue denunciado, hecho que potencia generalmente su ira. Allí es donde cobra importancia la existencia del “Hogar Transitorio Municipal” propuesto por las alumnas, puesto que sería un espacio público, dependiente del Área de Acción Social, que funcionaría como lugar de resguardo ante estas situaciones de urgencia. Contendría a los damnificados y sus hijos menores, sin capacidad económica o familiares con posibilidad de albergarlos, hasta tanto su condición se restablezca.

Correa y Goette proponen en la normativa, que se conforme una asociación cooperadora que permita solventar los gastos de funcionamiento del Hogar para personas maltratadas. Asimismo, remarcaron que irse de la casa y separase o divorciarse en forma paralela a la radicación de una denuncia, pareciera ser la alternativa más segura para quien es sometido y que si bien muchas víctimas lo saben, la inestabilidad económica y la falta de un lugar donde ir, contribuyen a que soporten durante años una convivencia en malos términos.

Esta iniciativa juvenil tuvo una buena repercusión en el Concejo Deliberante mayor, por lo que no se descarta que alguno de los bloques adopte el proyecto para presentarlo formalmente y buscar su concreción.

Comments

comments