Etchevehere: “El campo no necesita subsidios para trabajar, sino reglas claras”

0
3

El entrerriano Dr. Luis Miguel Etchevehere, fue recientemente elegido como nuevo presidente de la Sociedad Rural Argentina. El dirigente habló con la conductora Nydia Schmidt deFM Libertad 98,3 de Crespo, para explicar cuál es la actualidad agropecuaria y cuáles son las demandas y soluciones que piden al gobierno nacional y provincial.

– ¿Es la primera vez que Entre Ríos tiene un dirigente a cargo de la presidencia de la Sociedad Rural Argentina?

– Sí. Sin dudas, también representa a la realidad del campo que hoy es encarado por jóvenes que aplican conocimientos, investigación y nuevas técnicas de asociativismo. Vamos a estar donde se genera el diálogo con la producción, al lado de los productores para escucharlos. En la medida que no haya diálogo con el gobierno, nuestra función como dirigentes gremiales es captar los problemas, interpretarlos y buscar una solución técnica para luego gestionar frente a las autoridades la salida correcta al inconveniente.

– Si la presidenta Cristina los recibiera ¿qué le pedirían?

– Como primera medida, que no tome el campo como un enemigo. Para cualquier gobierno, debería ser un gran aliado porque el campo genera un 55% de las divisas que entran en el país y dan 35% de mano de obra. En muchos cultivos aún no tenemos techo de crecimiento. Podemos apreciar un desarrollo importante sobre todo en el interior del país. Allí se late al ritmo del éxito o del fracaso del campo, porque si el campo está bien, los pueblos del interior también lo estarán.

– ¿Cómo van a ser las relaciones con el gobierno?

– Es sabido que no hemos sido llamados a una reunión para debatir diversas cuestiones que nos preocupan. Sin dudas la sintonía que hay entre provincia y Nación, es la misma. No solamente sucede con la Sociedad Rural sino con la Mesa de Enlace completa. Ahora, si verdaderamente dijéramos que el gobierno no nos recibe, pero ejecuta una buena política agropecuaria, pero tampoco sucede así. Cada vez es peor. Tenemos 12 millones menos de cabezas de stock de ganado vacunos, 120 plantas frigoríficas cerradas, 12.000 trabajadores de la carne en la calle, estamos ordeñando la misma cantidad de leche que en 1999, tenemos la peor expectativa de siembra de trigo en los últimos 100 años y acá no hay ningún tipo de filosofía ni ideologías. Son datos objetivos que merecen un tratamiento urgente. Se logró una revolución en el país, ya que se duplicó la cantidad de producción de granos en las mismas superficies en 10 años, lo cual habla de un sector moderno y competitivo a nivel mundial que no necesita subsidios para trabajar, sino reglas claras y previsibilidad, porque el mundo nos está dando una gran oportunidad demandando alimentos y energías renovables que debemos producir. Nosotros no cobramos 600 dólares por cada tonelada de soja que producimos, pero nuestros competidores brasileños, uruguayos y paraguayos sí. El productor argentino cobra $1900 menos fletes. Si producis soja en Salta, tenés $400 pesos de flete de Salta al puerto de Rosario. 600 dólares lo dice el gobierno con la intención de hacernos pasar por avaros o que nos llenamos de plata y que nos quejamos de llenos, pero no es así. Necesitamos reglas claras, porque este gobierno entusiasmó a los productores a la producción y a industrializar la mercadería en origen y estamos de acuerdo con eso. Facilitó que se montaran muchas plantas de biodiesel, los empresarios agropecuarios tomaron el desafío del 2005 – 2006 y convirtió a Argentina en el cuarto productor mundial de biodiesel y el primer exportador mundial de ese combustible. Pero ahora el gobierno cambia las reglas de juego, subió las retenciones del biodiesel y bajó el precio interno. ¿Las consecuencias? Se están fundiendo una enorme cantidad de plantas y tienen que cerrar, dejando mucha gente en la calle. Eso es la irracionalidad que tiene este gobierno que proclama una cosa y hacen otra.

– ¿Las retenciones son un tema a seguir discutiendo?

– Debemos colocar reglas claras. Sacar las retenciones que se pusieron cuando el país se estaba prendiendo fuego en el 2002 y se fueron subiendo cuando el país estaba en emergencia. Si es verdad que crecimos a tasas chinas, las retenciones por la emergencia no tienen razón de ser. Deben quitarnos el 35% de retenciones en la soja, el 32% en el girasol, el 22% en el maíz, el 23% en el trigo y el 15% en la carne.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here