Crespo: Tránsito proyecta cambios de sentido de circulación en varias calles

17
1

Dentro del plan de mejoramiento del tránsito vehicular en la ciudad y atendiendo el notable aumento del parque automotor en el último tiempo, la Subdirección de Seguridad Vial y Tránsito evaluó el flujo y las complicaciones que se presentaban en ciertas arterias y proyectó una serie de modificaciones en el sentido de circulación y estacionamiento. El viernes 5, ingresó formalmente el proyecto de ordenanza impulsado por el Ejecutivo, el cual promete ser la primera etapa de una serie de cambios que se producirán a lo largo de esta gestión municipal.

La iniciativa propone modificar el sentido de circulación de calle Irigoyen, en el tramo comprendido entre Av. Humberto Seri y San Martín, el que será únicamente en esa dirección. Asimismo, el estacionamiento será exclusivo sobre el lado izquierdo, en reversa a 45°.

Por otra parte, se busca disponer el cierre de la intersección de Avda. Humberto Seri e Irigoyen.

También se anularía el doble sentido de circulación de calle Alem, en el tramo comprendido entre Avda. Belgrano y Avda. Independencia, siendo esa la única dirección para transitar. En Alem, el estacionamiento sería exclusivo sobre la mano derecha.

Se prevé dejar sin efecto el doble sentido de circulación de Kaheler, en el tramo comprendido entre Entre Ríos y Misiones, quedando en esa dirección el sentido único. Asimismo, dado el movimiento vehicular que registra esta arteria como salida de la ciudad, se estaría colocando un reductor de velocidad en cada cuadra.

Calle Mitre entre América y Avda. Pesante, quedaría transitoriamente con doble sentido de circulación, hasta tanto sea asfaltada otra calle aledaña que una América con Santa Fe. Concluida la obra, volverá a mano única en el sentido de circulación actual.

La repartición municipal, a cargo de Luis Hartmann, fundamentó que las modificaciones previstas pretenden evitar congestionamientos, lograr una mayor comodidad para automovilistas y peatones a la hora de transitar por Crespo, como así también disminuir las picadas o excesos de velocidad que se visualizan en ciertas calles. De aprobarse este proyecto legislativo, habrá un plazo prudencial de 60 días para adaptar la nueva circulación de cada calle, colocándose la cartelería correspondiente y llevando a cabo las obras complementarias como los reductores de velocidad. También está prevista una campaña de difusión y concientización masiva, para dar a conocer estos cambios.

Estas disposiciones podrían convertirse en ordenanza, una vez que sean analizadas y ratificadas por los distintos bloques de concejales que integran el HCD.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here