Conozca más cómo prevenir o tratar el cáncer y evite arruinar su vida

1
7

El cáncer avanza en el mundo a pasos agigantados. ¿Quién no conoce a alguien que haya muerto por cáncer? Este medio se ocupó muchas veces del tema y sobre el mismo se habló el viernes 21 de septiembre en Libertador San Martín, oportunidad en la que tanto Canal 6 Entre Ríos TV de Crespo como El Observador, se trasladaron hasta allí para hablar con el Dr. José Lastiri, subjefe del Departamento de Oncología del Hospital Italiano de Buenos Aires y secretario general de la Asociación Argentina de Oncología Clínica (AAOC). Esta entidad es una asociación civil sin fines de lucro, que tiene como objetivo la educación médica continua de los profesionales abocados a tratar con pacientes con tumores malignos. Además, la ONG se dedica a fomentar la prevención y el desarrollo de investigaciones científicas, que contribuyan a descubrir tratamientos cada vez más efectivos. La entidad reúne a 800 oncólogos de todo el país. En distintas provincias se dictan jornadas de capacitación para especialistas, como así también los talleres “Hablemos de Cáncer”, destinados al público en general interesado en compartir un espacio gratuito de diálogo abierto con quienes están a cargo de la detección, prevención y tratamiento en diferentes hospitales públicos y centros privados de referencia nacional. Lastiri recordó que “el cáncer es el resultado de cambios en los genes que controlan el crecimiento y la muerte normal de las células. Estos cambios pueden heredarse o producirse como consecuencia de factores ambientales o del estilo de vida. Ocurre cuando las células continúan creciendo y dividiéndose y no mueren cuando deberían hacerlo. Las células cancerosas pueden dañar o destruir los tejidos cercanos y pueden diseminarse (tener metástasis) a partes distantes del cuerpo por el torrente sanguíneo. Como mensaje esperanzador para los pacientes bien vale destacar que el índice de supervivencia en muchos tipos de cáncer ha mejorado notablemente en los últimos años. Sin embargo, el cáncer sigue siendo la segunda causa principal de muerte, por lo que se torna fundamental la detección precoz para recibir el tratamiento adecuado”. Existen mitos y verdades en torno a esta grave enfermedad, supuestos e interrogantes que frecuentemente preocupan a los pacientes que reciben este diagnóstico y sobre los cuales Lastiri se explayó:

– ¿Se puede prevenir el cáncer?

– Hay dos formas comprobadas de prevenirlo. Una es a través del diagnóstico temprano y otra es adquiriendo hábitos saludables como no fumar, no ingerir bebidas alcohólicas, evitar el sobrepeso, mantener una alimentación con alto contenido de fibras, consumir productos ecológicos que contienen menos cantidad de fertilizantes, evitar los ahumados y los cocidos a fuego directo, porque tienen carcinógenos que aumentan la incidencia de contraer cáncer.

 ¿Cuáles son los desencadenantes de un tumor maligno?

– Existen causales como el tabaco y las radiaciones solares, que son por ahí las más frecuentes. Los factores son interesantes de analizar, a partir de las manifestaciones que tempranamente avisan de la presencia de un tumor. Hay que estar atentos a las ronqueras persistentes, las lesiones en la piel que no curan, los cambios en el ritmo evacuatorio, la pérdida de sangre a través del intestino, de la orina, la pérdida de peso descontrolada, entre otros síntomas.

– ¿Hay un tumor que tenga mayor probabilidad de mortalidad?

– En el mundo el cáncer que más muertes ha causado es el de pulmón, seguido del tumor de páncreas.

– ¿Es frecuente el cáncer infantil?

– Es muy habitual. Gracias a Dios los cánceres pediátricos tienen una tasa de curación elevada, con lo cual tenemos la satisfacción de afirmar que los chicos se reponen y recuperan su salud. Los tratamientos son muy agresivos, pero curables.

– ¿Ha aumentado el diagnóstico de este tipo de patologías en personas jóvenes?

– Los jóvenes son afectados frecuentemente por esta enfermedad. Luego de los accidentes de tránsito, el cáncer constituye una de las principales causas de muertes en los países desarrollados. Creo que en general hay un incremento del cáncer en el planeta y por ello se conocen casos de gente más joven.

– ¿Es hereditario el cáncer?

– En términos generales no. Pero existen ciertos tipos de tumores que tienen mayor probabilidad de aparecer a través de la descendencia.

– ¿Es verdad que todos tenemos la enfermedad en un estado latente?

– No es así. En realidad todos estamos sometidos a modificaciones en nuestras moléculas orgánicas, que en algún momento podrían transformarse en un tumor. Pero esto no quiere decir que indefectiblemente a todas las personas les sucederá.

– ¿Hay relación entre el estado de ánimo de una persona y la detección de un cáncer?

– No hay evidencias concretas de que el estado anímico bajo pueda ser causal de la enfermedad. Pero es un factor de referencia que se estudia permanentemente, porque en la práctica cotidiana los médicos observamos que personas que han vivenciado duelos afectivos difíciles de superar, emociones intensas o situaciones de gran tristeza, años después se les encuentra un tumor o alguna enfermedad maligna.

– ¿Siempre la quimioterapia provoca una importante caída del cabello?

– No todas las quimioterapias. Hay una tendencia en el mundo a buscar a agentes que vayan teniendo cada vez menos toxicidad y en consecuencia, menor caída del pelo. En algunos tratamientos es inevitable, pero se busca evitarle esa situación al paciente, más aún cuando son mujeres.

– ¿Es posible que la quimioterapia afecte a células normales?

– Afecta a las células normales, porque el sistema no es selectivo, sino que se trata una determinada zona. Pero una característica del cáncer es que las células normales tienen mejor capacidad de reparación que las tumorales, entonces la quimioterapia termina teniendo un efecto ventajoso, que es que las células normales se recuperan y las malignas mueren por el tratamiento.

– ¿Puede reaparecer un tumor por el estado de ánimo de una persona?

– No se puede afirmar ciertamente, pero los duelos o procesos emocionales pueden acelerar eventos de recaída. Los traumas no sólo afectan al organismo desde el punto de vista psicológico, sino que también repercuten en el sistema inmunológico y en el normal funcionamiento de los órganos.

– ¿Es aconsejable suprimir algún alimento de la dieta para ayudar al tratamiento oncológico?

– Cuando un paciente está atravesando un tratamiento oncológico agresivo, es aconsejable que consuma alimentos bien cocidos, evite los picantes, el consumo de alcohol, el cigarrillo y todos aquellos elementos que puedan causar irritación y exacerbación de los efectos colaterales.

– ¿Cuáles son los estudios de detección precoz?

– Para las mujeres el papanicolau y la mamografía y en el caso de los hombres, la colonoscopía.  Muchos también utilizan el antígeno prostático para la detección de cáncer de próstata, la evaluación de la piel para la detección temprana de melanoma y otros tumores que se pueden estudiar a nivel dérmico. El diagnóstico precoz debe ser sistemático. Disminuye notablemente la mortalidad. La gente no tiene que tener miedo a someterse a este tipo de estudios, porque en su mayoría son indoloros y muy rápidos. Es habitual que los pacientes en realidad le teman a conocer el resultado, pero estar informado de lo que a su cuerpo le está pasando, es la única forma de poder tomar decisiones que ayuden a mejorar la calidad de vida. Hoy en el mundo más de la mitad de los pacientes se curan. La Argentina tiene mucho compromiso con el conocimiento en la medicina en general y el cáncer está incluido dentro del ranking de enfermedades sobre las que más se trabaja a nivel investigativo.