La historia de un biker que inició el freestyle diamantino

0
3

El BMX (Bicycle Moto Cross) es una modalidad acrobática del ciclismo cuyo origen está en California en 1970 y se consagró deporte olímpico desde los Juegos de Pekín 2008.

En 1980 se generalizó la variante conocida como carreras en circuitos de tierra, muy similares a los realizados con motos y más tarde, a mediados de la década de los 80, con las primeras bicicletas exclusivas de freestyle se comenzarían a hacer trucos en parques e incluso en las calles, que consiste en realizar acrobacias utilizando un conjunto de rampas y otros obstáculos de cemento o madera, en una configuración llamada “park”; también se encuentra la modalidad denominada “flat” que se lleva a cabo en un terreno bien liso.

El diamantino Adrián Martínez (25), en diálogo con El Observador contó cómo fueron sus inicios en este deporte que cada vez más convoca a niños y jóvenes a practicarlo y a interesarse en conocer sus trucos.

“De chico practicaba alguna que otra prueba con amigos pero no teníamos un lugar adecuado, por eso a los 11 años comencé a correr en pista, después seguí con el freestyle y a los 15 me dediqué al enduro y motocross. Cuando cumplí los 20 abrí una bicicletería y construí en mi ciudad el primer bike park que existe en la provincia, para que los pequeños puedan practicar este deporte en un espacio físico adecuado y es así cómo empezó el freestyle bike en Diamante. Lo consideramos como un estilo de vida, en el cual un campeonato o evento es una excusa para juntarse con amigos, para divertirse porque es increíble ver a cientos de chicos y grandes disfrutando sin competir, ya que no hay rivalidad, todos se llevan muy bien y se divierten juntos. El deporte es como cualquier otro, con constancia y buena voluntad los trucos se pueden realizar, hay que tener paciencia nada más y practicar lo suficiente”.

El circuito donde los bikers de esta ciudad y de zonas aledañas realizan las acrobacias está ubicado en el patio del viejo Mercado Central, contiguo a la Terminal de Ómnibus, donde se emplazan las diferentes rampas que fueron construidas por Martínez hace 4 años atrás, quien explicó que “se cobra $ 5 el día y lo que se recauda es destinado al mantenimiento, a las reparaciones que se hacen en el predio y al pago del alquiler, en el cual ya se disputaron 3 campeonatos argentinos con excelentes resultados, con una buena convocatoria de participantes y de público en general. Algunos deportistas estamos compitiendo en la categoría profesional y expertos, entre los que se encuentran Manuel Conde, Manuel Donda y Matías Rodríguez; incluimos a los más chicos en las demostraciones que realizamos en eventos y en ciertos show participan hasta 12 acróbatas y si el piso es de cerámico, de cemento alisado también presentamos la modalidad flat”.

En referencia a la ayuda que recibe esta disciplina, el biker Martínez remarcó que son los mismos chicos los que colaboran en forma permanente al igual que la Dirección de Deportes y la Municipalidad de Diamante, esta última les permiten usar el predio a un precio accesible y les provee de servicios y materiales a la hora de llevar a cabo un campeonato.

 

Comments

comments