¿A qué edad deben los jóvenes empezar a tener sexo?

0
3

Un informe del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia revela que en promedio, los jóvenes comienzan su vida sexual antes de los 15 años. La tendencia, aseguran los especialistas, es que la edad será cada vez menor, por lo que no asombran casos de nenas embarazadas a los 12 ó 13 años. Hay un dato conmovedor que se dio a conocer esta semana en la provincia: en el Hospital “Masvernat” de Concordia, se atendió en los últimos 2 meses a un promedio de casi una menor por día que dio a luz, todas solteras y entre 14 y 16 años.

La semana pasada estuvo en Crespo, la Lic. en Psicología Liliana de Pérez (especialista en problemática familiar), quien brindó una charla en el salón municipal, organizado por la Parroquia del Rosario sobre esta temática que intriga a los padres actuales e inquieta a los que lo serán en el futuro. La profesional fue muy clara en sus conceptos y no dudó en afirmar que “estoy convencida que las relaciones sexuales no son para los adolescentes, porque conllevan un compromiso afectivo importante, como la posibilidad de tener hijos. Un chico promiscuo después tiene serias dificultades para enamorarse y establecer relaciones sólidas cuando es adulto. Por ejemplo, para un chico de 15 años que se contagie una enfermedad sexual irreversible, sería muy cruento. No es una edad donde hay responsabilidad para tomar decisiones por sí mismo, sino que tienen que estar contenidos por adultos”. Acotó que “de alguna manera, hoy los adolescentes se forman con otras influencias, como por ejemplo los programas de televisión y ya no bajo ese acompañamiento y cobijo que siempre ha sido la familia, que tradicionalmente fue un bastión en la formación de su personalidad. Ahora vemos muchos lugares vacíos y que están traducidos en algunas conductas. Junto con el corrimiento de la familia, coincide en que hay mayor violencia, más alcoholismo, adicciones y mayor desorden social”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la adolescencia como la época comprendida entre los 10 y 19 años. Desde el punto de vista de la salud reproductiva, se trata de una etapa esencial, surgen cambios radicales en el cuerpo, aparecen nuevas sensaciones y sienten en forma gradual, las presiones del medio. Al respecto, Pérez acotó: “Hay una autora maravillosa que es Silvia Di Segni de Obiols, que habla de ‘Padres en crisis, adolescentes a la deriva’. Muchas veces se dice que no se sabe qué hacer con los chicos o muchas veces se escucha ‘qué difícil es ser adolescente hoy en día’. En distintas etapas, siempre han buscado transgredir, hacer su propia vida, porque se sienten que son fuertes, que pueden desplegar su contenido y los padres no tenemos claro cuál es nuestro rol, conducta o comportamiento y allí se da el quiebre. Vamos al tema de la iniciación sexual: los promedios que tenemos no son alentadores, porque estamos hablando de 14 y 15 años. Se considera que un chico a esa edad, podría tener libre determinación o podría tomar elecciones propias sin consultar a sus padres y es un error”. Remarcó que “somos padres que no tenemos la costumbre de preguntar a nuestros hijos, como a nosotros no nos han hablado, de alguna manera nos hemos identificado con esos patrones. Eso, categóricamente hay que revertirlo, porque nadie mejor que un papá o una mamá puede tener interés verdadero en la salud de sus hijos y en su moral, como para que puedan guiarlos y transmitir dichos valores. Mucho se dice que la educación sexual es información, pero para nosotros es transmisión fuerte de valores y conductas para que el chico luego, con responsabilidad, pueda decidir libremente y más hoy, ya que las nuevas generaciones están más expuestas”.

Reflexionó sobre el momento que vive la sociedad y remarcó que “a partir de los disturbios que hubo en Londres (Inglaterra), se hizo un estudio con el que se vislumbró que todos esos chicos violentos, tenían familias desarmadas. Queda claro que una criatura que no está contenida por una familia que vive en una comunidad de amor, no como una cuestión romántica, sino que la cuide y proteja, está más expuesta. Un matrimonio sólido queriéndose y queriendo mucho a sus hijos es un signo de éxito en la personalidad del hijo muy importante”.

– Emocionalmente un varón o mujer: ¿a qué edad está preparado como para asumir una pareja o relación?

– Antes de los 20 años son adolescentes plenos, pero luego estará preparado cuando tenga un proyecto de vida y cuando sepa a dónde quiere llegar y nunca antes de los 25 se está listo para eso. Muchos dicen ‘yo ni loco estoy listo para el matrimonio’, se toman muy laxamente el tema del noviazgo y escucho frases muy tristes, como ‘no soy novia, sino amiga con derecho a roce’. Se viene promocionando mucho el tema de la sexualidad y se la relaciona con la bandera de la libertad. Es sorprendente, pero se ve un programa de televisión y hay sexo y más sexo o mujeres usadas, llegando hasta un punto agobiante. Tiene que ver con una moda y con la cultura que incide en esto; tengo mucha confianza con los chicos con los que trabajo en el colegio y a veces, me llevan a la sala de informática y abrimos Facebook y me muestran muchas fotos eróticas. Yo les digo a las chicas: ¿qué pensás que hace un varón con una foto erótica tuya? Dicen que la mandan porque está de onda y no hay mucho fundamento. Todo lo que hagamos con nuestra afectividad tiene consecuencia; confundimos mucho el tema del placer con el amor y entre ellos hay kilómetros y kilómetros de distancia”.

 

Comments

comments