La comunidad hotelera celebra su día el 25 de noviembre

0
0

El viernes 25 de noviembre se conmemora el Día de la Hotelería Argentina, en alusión a la fecha en que se constituyó oficialmente la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA), en 1941. Desde entonces, dicho organismo congrega a quienes forman parte de un sector fundamental del turismo, que se encuentra en franco desarrollo y constante modernización. Esta institución está actualmente compuesta por 62 filiales, agrupadas en 6 regiones del país. Representa a 50.000 establecimientos hoteleros y gastronómicos, distribuidos en toda la geografía, los cuales generan 420.000 empleos directos y favorece indirectamente el desarrollo de restaurantes, empresas de transporte de pasajeros, centros culturales de visitas, entre otros variados rubros.

La hotelería representa un considerable porcentaje de permanente inversión en todo el territorio nacional y más aún, en aquellas provincias que buscan despegar a través del mercado turístico.

A la hora de hacer una reserva en un hotel, distintas son las opciones que evalúa cada tipo de cliente, desde su ubicación hasta la infraestructura, pasando obviamente por el servicio ofrecido. Un vacacionista busca alternativas distintas a las de un huésped en viajes de negocios y más diferentes aún de quien se aloja por un tratamiento médico. Las empresas hoteleras han buscado siempre prestar utilidades acordes a las necesidades de cada viajero. En la vorágine de la competencia, sobre todo en los grandes centros poblados y en temporada alta, quienes se dedican a este rubro comercial intentan satisfacer a sus clientes en la mayor cantidad de aspectos posibles. Así, los más desarrollados han llegado a incluir la “animación hotelera”. Esta estrategia explotada en los últimos años, hace que si una persona, pareja o familia hacen una reserva por unos días y eventualmente llueve, los mismos no estén obligados a quedarse aburridos o viendo largas horas de televisión. Por el contrario, la herramienta de mercado consiste en construir una sala de recreación para grandes y chicos. Diversos juegos y entretenimientos, zona de baile aeróbico, sala de lectura, entre otras alternativas hacen que los clientes no opten por cambiar de rumbo ante las inclemencias del tiempo.

 

 

Comments

comments