UCR entrerriana espera su Congreso con mucho por debatir

0
3

El presidente del radicalismo entrerriano, José Artusi, ratificó a El Observador que el próximo 3 de diciembre se realizará el Congreso provincial partidario en Villa Elisa, donde dirigentes de dicha fuerza cruzarán opiniones, luego de una de las peores elecciones que la UCR tuvo a nivel provincial. Algunos consideran que será el momento oportuno para realizar una autocrítica de lo sucedido el 23 de octubre, pero para otros, tal como lo dijo el intendente de Maciá, Ricardo Troncoso, el Congreso servirá de poco.

En los últimos días y luego de un silencio mediático de prácticamente 3 semanas, el diputado nacional y ex candidato a gobernador, Atilio Benedetti, emitió algunos opiniones y cargó contra ciertos dirigentes radicales a quienes calificó de “libres opinadores y detractores mediáticos”, invitándolos a que “hagan una construcción positiva y presenten una alternativa, para que la sometan a consideración de los afiliados. Se hace poco favor al partido denostando públicamente” y remarcó en diálogo con la prensa paranaense que “es muy difícil cuando sólo hay desacuerdos con lo que se hace y no se propone una propuesta alternativa”.

Esta semana, en diálogo con El Observador, el diputado nacional electo, Fabián Rogel, analizó el desempeño del radicalismo en el último comicio y dijo que “en primer lugar, fue una elección que venía resuelta; así como en 2009 tuvo un contexto de ‘voto castigo’ y la gente tomó nuestra boleta, esta vez el ciudadano, más allá de lo que pueda reclamarle al gobierno, prefirió no buscar otras opciones”.

Para Rogel, “hubo muchos errores de la oposición en general. Cada uno pensó que por sí mismo podía ser una alternativa, el pueblo lo percibió y se volvió un tanto conservador a la hora de poder cambiar, al no tener claridad sobre lo que había enfrente. Después, se cometieron errores gravísimos, al haber confundido la situación que se vivió en 2011 con la de 2009, ya que fueron elecciones totalmente distintas. Se creyó esa vez que habían ganado determinadas personas, algunos se creyeron excelentes electores y se quiso trasladar una alianza al 2011, que no tuvo beneficios para la UCR. Tozudamente se siguió con la misma, a sabiendas de que a nivel nacional, Hermes Binner había decidido tomar distancia del radicalismo, con lo cual se generó una suerte de histeria, puesto que la gente no entendía bien como podíamos estar llevándolo al gobernador de Santa Fe en una boleta, mientras él confrontaba con nosotros. Los manuales básicos de la política indican que cuando se ve una elección que se vislumbraba como muy fuerte a favor de la actual presidenta, había que abrazarse fuertemente al partido, a su bandera, a sus principios, porque lo peor que se puede hacer es perder la elección, dejando algunos giros en el camino. Nosotros debimos ir con la Lista 3, de eso no caben dudas. Otro error fundamental fue haber descuidado la interna, lo dije muchas veces, que no iba a haber un 23 de octubre importante, si no había un 14 de agosto digno”.

Por su parte, el senador nacional Arturo Vera expresó a este medio que “el radicalismo tiene que hacer grandes esfuerzos para recuperar el posicionamiento que ha tenido casi siempre en Entre Ríos, que son porcentajes de votos que aún perdiendo, nos colocaban con posibilidades reales o ciertas de alternar. Mi posición es realizar una gran convocatoria a las personalidades del partido que están en todos lados, en pueblos chicos y medianos o en ciudades más importantes. Por supuesto que tienen que ser personas que se dediquen a la política, que tengan convicción y que estén dispuestas, porque será una tarea sacrificada”.

Sobre el Congreso partidario, el legislador señaló que “alrededor de 400 radicales nos vamos a reunir y supongo que habrá que debatir estas cosas, es decir, cómo se vuelve a colocar a la UCR en situación de alternar a los demás partidos”. Del futuro del radicalismo, el ex presidente del Comité Provincial expresó que “el electorado nos ha colocado como opositores y hay que aceptarlo. En la medida que el radicalismo no confronte seriamente, que es hacer notar todo lo que está mal y acompañar lo que está bien, no lo vamos a lograr. Si no se toma esta decisión de hacer notar los déficits, que son enormes del gobierno justicialista, termina siempre apareciendo el oficialismo como actor de gestiones satisfactorias y la verdad, que sus gestiones no son para nada buenas”.

 

Comments

comments