Markel: “No salimos campeones en la última carrera, sino desde el primer fin de semana del año”

0
4

Faltando una fecha para la culminación de la temporada, Marcos Markel, hombre de Ramírez, es el flamante campeón del TC 850. Comenzó a incursionar en el mundo de los fierros arriba de una moto, posteriormente se sumergió al Standard Potenciado 1000 Diamantino. En esa categoría estuvo dos años donde alcanzó el título en la Clase B en 2002. Posteriormente desembarcó en el actual automovilismo provincial donde se encuentra desde hace 8 años. En diálogo con El Observador Deportivo, el flamante ganador compartió sus emociones y explicó qué lo llevó a conquistar el certamen.

– Al fin el campeonato tan esperado.

– Hace bastante tiempo que venía siendo protagonista, peleando un campeonato, pero a veces no tenía la suerte suficiente. Lleva su tiempo lograr un título, más en una categoría tan pareja como ésta donde hay autos de muy buen nivel. Actualmente el 850 está en uno de sus mejores momentos, tiene un nivel sumamente competitivo. Esta vez la fortuna estuvo de nuestro lado.

– ¿Cuál era la táctica antes de salir a pista?

– Siempre llevamos todo para ganar. Esta carrera, la última, fuimos relativamente a especular por el campeonato. Pero trabajamos para alcanzarlo, pusimos lo mejor para estar metido siempre adelante. Jugamos con los puntos, cuidando para estar metido constantemente en la conversación. Si bien ganamos dos carreras, en las otras tratamos de sumar. No estoy seguro de que el campeón es el auto más veloz, pero sí el que mantiene la regularidad durante la temporada.

– La categoría va en pleno crecimiento al igual que los pilotos y sus equipos. Aparecen nuevos rivales.

– Sí, la última fecha estará interesante. Hay cuatro autos disputándose el subcampeonato, vamos a finalizar con un buen año y seguramente tendremos un comienzo auspicioso porque hay muchos que aparecieron en las últimas carreras. Serán protagonistas en el 2012.

– ¿De qué manera evaluás tu temporada en líneas generales?

– Creo que la suerte existe, pero se trabajó mucho en verano, se puso todo lo que teníamos que ponerle al auto. La fortuna se acompañó con sacrificio. No salimos campeones en la última carrera, sino desde el primer fin de semana del año. En esta temporada peleamos mano a mano con Oscar Coffy, un bicampeón con un auto a batir.

– Finaliza la temporada en Paraná, ¿qué te parece el trazado?

– Es un circuito lindo para correr, ahora que está más ancho posee espacios para el sobrepaso. Se puede alcanzar una buena velocidad final, se juega mucho con la succión y el viento…, nos cae medianamente bien. Personalmente me gustan más los dibujos trabados, donde se puede trabajar mejor el manejo con el chasis, pero igualmente da gusto correr en Paraná.

– ¿El “1” lo vas a estrenar en la primera del año?

– Sí, intentaremos trabajar a full durante el verano, para poner el auto en condiciones y lucir el “1” en la primera competencia. Quien te dice que no estemos nuevamente peleándolo.

– ¿Habrá alguna posibilidad de que compitas en otra categoría?

– Hay propuestas. Lo del TC 850 es firme, allí vamos a correr. Después existen ofrecimientos para el TPE 1600 y el TC Pista, a nivel nacional puede estar la posibilidad de concretar algo aunque nada está definido todavía.

– Me imagino la importancia de llevar un campeonato a Ramírez.

– Sí, completamente. Ramírez pasó a ser parte de la historia del automovilismo provincial. Así como lo hizo el “Ruso” Enrique o Andrés Hoffman, ahora me tocó a mí lograr un título para el pueblo. Es gratificante estar dentro del historial de una ciudad tan fierrera.

– ¿Cómo está conformado el equipo?

– El motorista es Hugo Risetto y el chasis lo está haciendo Gonzalo Villanueva, ambos de Paraná. Después existe un grupo de gente que está metida todo el fin de semana, me dan una mano con la radio o con la transmisión del auto, y por supuesto mi familia que me acompaña todos los fines de semana.

– Hablando de grupo familiar, tenés a tu hijo en el karting. Ahí que doblegar esfuerzos para estar con él también.

– Sí, por eso tengo que ver qué es lo que hago en cuanto a mi futuro para el año próximo. Hay ganas de seguir, pero también tengo que ayudar a Damián con quien incursionamos en el Karting Entrerriano. Ahora estamos en los zonales, pero teníamos intención de hacer algo de Pro Car en Buenos Aires. Analizamos un montón de cosas, observando de qué manera administrar mejor los tiempos y lograr que él ande bien de ahora en adelante.

– La familia es un pilar para todos los fierreros…

-Sí, mi familia siempre está. Sabrina, Damián, Antonella, mi viejo, mi hermano Luis, todos ellos están acompañándome en cada carrera. Si no están presentes lo hacen por teléfono, como Edgardo Mendoza quien hace unos años me alienta, esta vez se le complicó por Cristian, su hijo, quien está en el karting, pero siempre son personas que estuvieron y están conmigo. Eso es fundamental, te motiva a seguir, en la última fecha había mucha gente que estaba feliz y emocionada, eso es algo indescriptible.

 

Comments

comments