Crespo: “Jóvenes Unidos” llamaron a la reflexión

1
3

El grupo “Jóvenes Unidos”, que reúne a las nuevas generaciones de las comunidades evangélicas de la ciudad, estuvo realizando en la noche del viernes 11, un llamativo despliegue por las calles céntricas. Paola “Loly” Brauer, contadora pública y una de las coordinadoras, comentó a El Observador, algunas de las actividades que están realizando a favor de una juventud con claros objetivos sociales y espirituales: “Desde el 07/07/07, se viene proponiendo a nivel mundial realizar actividades para realzar los valores cristianos en cada ocasión que haya repitencia de la numerología, dado que muchos empiezan a hacer falsas predicciones con eso y mucha gente se confunde. Entonces utilizamos el día para llevarle a la gente otro tipo de mensaje. Durante varios años en Crespo hacíamos encuentros internos entre las Iglesias Unidas para estas fechas. En 2010 organizamos un evento en la Plaza Sarmiento y este año decidimos sorprender con carteles y nuestra presencia en las calles. Nos ubicamos en los semáforos de San Martín y French y otro grupo en Entre Ríos y 9 de Julio, desde las 22.30 hasta las 00.00. Entonces cuando los autos se detenían se cruzaba un pasacalle con distintas frases, como ¿Hasta cuándo?, ¿Vale la pena?, ¿Tiene sentido?, ¿Y si amás?, ¿Y si perdonás?, ¿Sos honesto?, ¿Cuál es la verdad?, entre otras. La idea era generar una inquietud a partir de preguntas sencillas que cualquiera podría hacerse en la vida cotidiana, pero habitualmente no se toma el tiempo o no busca una respuesta profunda, que realmente lo convenza. También hicimos unas ‘sombras’, que son chicos de nuestro grupo con una vestimenta oscura, que de manera creativa y cómica, imitaban a quienes pasaban caminando por esas esquinas, haciendo los mismos gestos. Cada uno de ellos también tenía una letra, que al unirse formaban palabras, como: Jesús, solución, verdad y demás. Habiendo generado la duda, hubo gente que se acercó, preguntó y entablamos lindas conversaciones”.

De esta pintorezca propuesta participaron unos 70 jóvenes, quienes al finalizar la actividad se reunieron para compartir sus conclusiones, arribando a un buen balance. Quienes formaron parte del proyecto dijeron que no salieron a vender ni a imponer una religión, simplemente a plantear incógnitas para que cada persona reflexione hacia su interior. “Como grupo sabemos que la verdad es Jesucristo y tratamos de que más gente lo descubra cada día. Esta era una posibilidad para pensar si uno tiene una vida con o sin Cristo, porque todoscreemos en Dios, pero hay que ver qué lugar le damos en nuestras vidas”, dijo Brauer.

 

Comments

comments