Cómo tener un precioso jardín en verano

0
1

Los meses de intenso calor ponen a prueba la resistencia de la mayoría de las plantas, incluso las de estación. Las altas temperaturas y curiosamente, el exceso de humedad, causarán que muchas de ellas se marchiten o se sequen si no son correctamente cuidadas. Martha Liberman, presidente de la agrupación “Amigos del Jardín”, de esta ciudad, brindó algunas recomendaciones para lograr un vistoso jardín: “Hay que saber que el exceso de agua, es más perjudicial que la sequedad de las plantas, ya que empobrece la tierra, provoca enfermedades en los tallos y hojas y acaba por marchitarlas. El riego debe ser profundo y en la cantidad suficiente, no ‘encharcar’ alrededor o rebalsar la maceta. El agua de esta zona tiene mucha sal y cloro, entonces hay que evitar que las gotas impacten muy fuerte en el suelo, porque van a resecar demasiado la tierra. Es suficiente con regarlas 2 veces por semana, preferentemente de tardecita cuando ya no hay sol, porque sino se evapora rápidamente y no penetra en las raíces. Para conservar la humedad ideal, se puede esparcir alrededor del tallo pasto seco o alguna planta rastrera, que cubra y proteja la tierra. El trabajo de carpida no debe hacerse con la tierra mojada, ya que el objetivo es conseguir que se mantenga floja”.

En cuanto a los árboles y arbustos, la dirigente señaló que se los debe proteger con alguna capa plástica en los horarios picos de sol y que hay que cuidar de no romperles el tallo con la bordeadora, lo cual se puede evitar cubriéndolos con una botella. Con los plantines de verano también hay detalles que permiten su subsistencia, sobre lo que Liberman detalló: “Hay que trasplantarlos cuando no hay sol y con la tierra seca. Siempre debe quitársele la macetita plástica en la que vienen envueltos y al final de toda la plantación recién deben ser regados. Muchos hacen surcos alrededor, pero no es conveniente, porque si el agua no corre bien, la zona periférica al plantín estará muy mojada, se comenzarán a podrir las raíces, el tallo, las hojas van a desarrollar hongos y se enfermará la planta. Si por una razón de falta de espacio, se trasplantan en macetas, es fundamental recordar que el riego tendrá que ser más frecuente, puesto que el viento y el sol la agobiarán en la superficie y el calor del piso se transmitirá por la maceta”.

 

Comments

comments