Paneles solares en lugares de difícil acceso y alejados de la energía convencional

0
3

Tal como lo había anticipado a El Observador, el secretario de Energía de Entre Ríos, Raúl Arroyo, el gobierno provincial puso en marcha el Programa de Energías Renovables para el Mercado Rural. El mismo prevé la instalación de celdas fotovoltaicas en viviendas alejadas a los centros urbanos, ubicadas en los departamentos Federal, Feliciano, Gualeguay, Islas y Victoria. Se trata de una alternativa para familias que, por carecer de energía eléctrica, utilizaban velas o faroles a kerosén para iluminar sus viviendas.

En declaraciones a El Observador, el coordinador de Energías Alternativas y Eficiencia Energética de Entre Ríos, Alberto Alcain, confirmó que “ya se instalaron aproximadamente unos 500 paneles, de los cuales fueron certificados 434” y acotó que se trata de “una pantalla solar de 120 watios, con batería, instalación eléctrica interna, panel fotovoltaico y 5 luminarias”.

El funcionario informó que “en la provincia, vamos a colocar 850 en esta primera etapa, llegando fundamentalmente a lugares de difícil acceso y alejados de la energía convencional”. Precisó que “el panel tiene la función de tomar la energía del sol, la convierte en energía eléctrica y la transporta hacia una batería que la almacena. Dicha energía se ocupa en esas casas para iluminación y para alguna pequeña radio o para cargar un celular. Si bien es un poco limitado su uso, para estos vecinos representó un gran adelanto, porque dejaron de usar las velas o lámparas para tener un equipo que les genera energía. La idea es llegar a aquellos pobladores de bajo recursos y que estén lejos de la red eléctrica. En general, nuestra provincia está bien electrificada con las redes convencionales, pero quedan algunos puntos aislados, a los que estamos llegando con este sistema”.

Cabe consignar que dichos equipos, ya instalados, tienen un costo de aproximadamente $ 10.000, aunque en estos casos, se trata de una cesión (gratuita) en comodato. “En esta primera etapa el mantenimiento queda a cargo de ENERSA y el usuario tiene un costo de alrededor de $ 15 mensuales, porque lo subsidia la provincia”.

Mencionó que ese servicio permite a los pobladores rurales reducir gastos, puesto que mensualmente destinaban entre $ 100 y $ 120 a velas y kerosén y además, les mejora la calidad de vida. Agregó que “este gobierno de Sergio Urribarri ha declarado de interés el tema de energías renovables y el de la eficiencia energética para la provincia y hoy, estamos viendo los resultados de esa decisión”.

 

Comments

comments