Valle María: Positivos primeros pasos de Genaro Riedel en el karting

0
1

Genaro Riedel tiene 7 años y a partir de febrero pasado, se convirtió en el único corredor de karting de la Valle María. Su papá, Ángel Aníbal Riedel, en diálogo con El Observador agradeció a quienes lo apoyan permanentemente y contó las metas trazadas en esta disciplina.

“Siempre me gustó el automovilismo, por lo tanto desde muy pequeño, llevaba a Genaro a las distintas carreras de categorías provinciales y nacionales. El año pasado, le prometí que si pasaba el primer grado (escuela primaria), le compraba un cuatriciclo y lo logró. No obstante, luego de hablarlo con la mamá, optamos por regalarle un karting, porque es menos riesgoso y de paso, se aprende más. Luego, decidimos llevarlo al torneo de esa disciplina que se hace en Victoria, porque reunía las condiciones para correr en la categoría 50 CC. Así empezó a participar del torneo nocturno y salió cuarto en la final, sin tener ninguna experiencia. En tanto que este año, empezamos el campeonato normal, del cual se llevan corridas unas 7 carreras y está cuarto en las posiciones”.

Riedel se mostró satisfecho por el 2º puesto que obtuvo su hijo en la última fecha del campeonato nogoyaense, corrida en Ramírez. “Fue una gran satisfacción, porque habíamos ido con las expectativas de obtener un 4º ó 5º lugar” dijo Riedel, quien destacó el apoyo del preparador Diego Eckhard (Ramírez), “quien siempre colabora con nosotros”. Acotó: “Si se puede, me gustaría llevarlo antes de fin de año a una carrera del provincial de karting; después, veremos a qué podemos aspirar y si en algún momento hay presupuesto, nos gustaría llegar algún día a la Fórmula Entrerriana”.

Por último, agradeció a todos los auspiciantes, al mecánico victoriense Luciano Bustafán y reconoció que su hijo, “viene bien, pero le falta mucho aún por aprender. Jamás pretendemos sobre-exigirlo. Para nosotros es increíble lo que logró hasta el momento. Con la mamá, siempre tratamos de apoyarlo en todos los aspectos y enseñarle algo, porque se nota que le gusta lo que hace. Afortunadamente está logrando plasmar su sueño, lo disfruta y el día de mañana, tendrá sus buenos recuerdos”.