17 ciudades argentinas se sumaron con apagones a la “Hora del Planeta”

1
1

El apagón mundial que se realizó este sábado para ahorrar energía eléctrica y combatir el calentamiento global tuvo como protagonistas a 17 ciudades de la Argentina, que entre las 20.30 y las 21.30 oscurecieron monumentos y edificios emblemáticos como el Obelisco, donde se desarrolló un recital de la cantante Elena Roger.

En la edición 2011, siete ciudades -Buenos Aires, Rosario, Gualeguaychú, Córdoba, Dean Funes, Río Cuarto y Chamical- realizaron actos en el marco de la iniciativa mundial que coordinó en el país la Fundación Vida Silvestre Argentina.

Tanto la provincia como el municipio de Córdoba adhirieron por primera vez a la campaña ambientalista, con actividades en la Plaza de la Intendencia y la explanada del Palacio 6 de Julio, sede de la Municipalidad de Córdoba, y una ecoferia con productos reciclados, música en vivo, murgas y malabaristas.

La Ciudad de Buenos Aires se unió a La Hora del Planeta “apagando” el Obelisco, la Torre de los Ingleses, el Puente de la Mujer, el Monumento de los Españoles, la Pirámide de Mayo, el Monumento a San Martín, el Monumento a los Dos Congresos y el Cementerio de la Recoleta.

Otras diez ciudades apagaron monumentos y edificios emblemáticos, entre ellas las capitales de Santa Cruz, Catamarca y Mendoza, y las ciudades tucumanas de Simoca, rionegrina de Bariloche, sanluiseña de San Francisco del Monte de Oro, chubutense de Puerto Madryn y bonaerenses de La Plata, Miramar y Pinamar.

En el Obelisco porteño se realizó un acto presidido por el ministerio de Ambiente y Espacio Público y la Fundación Vida Silvestre Argentina, con la presentación de la cantante Elena Roger, un espectáculo de Taiko (percusión japonesa) en solidaridad con las víctimas del terremoto y tsunami en Japón, y del grupo de malabaristas Trivenchi.

El apagón se desarrolló con efecto cascada en todos los países según su propio huso horario, entre las 20.30 y las 21.30, e implicó en la edición 2011 a más de mil millones de habitantes, según los organizadores.

Los ambientalistas prevén que, de continuar el presente status quo, el calentamiento global podría generar la extinción del 35% de las especies silvestres terrestres para el año 2050, además de traer aparejadas inundaciones y sequías.