Racedo: Calisa cumple 11 años de sostenido crecimiento

0
5

El Complejo Alimentario SA (Calisa) de Grupo Motta celebra este mes, un nuevo aniversario. 11 años pasaron de la fundación del emprendimiento, que como la propia localidad, continua un camino de crecimiento y desarrollo.

No es casual hablar de este desarrollo paralelo, ya que con el arribo de la planta Calisa, se incorporó mano de obra local y de aldeas aledañas, jóvenes que pueden planificar un futuro, forjar una familia y arraigarse a su pueblo.

En este transcurrir, se debe marcar que en 2005, Calisa incorpora a su proceso productivo Asado, la planta de termoprocesados que cierra el circuito de la cadena de valor de Grupo Motta, que recepciona parte de la producción de Calisa, ofreciendo al mercado una gran variedad de productos cocidos y rebozados, dando respuesta a una creciente demanda, y adaptándose a las preferencias de distintos mercados. Hoy, los productos de Calisa, llegan a 18 países de 4 continentes.

La firma, que 11 años atrás inició su actividad con 25 empleados, hoy suma 270 y se encuentra en permanente expansión. Este crecimiento sostenido, que debió sortear situaciones adversas y dificultades que atravesó el país, ha sido resultado de decisiones que priorizaron la reinversión de las utilidades y asumir necesarios riesgos, logrando como se evidencia, un crecimiento que se mutiplica 10 veces en incorporación de personal y una producción que creció, 5 veces a la inicial.

Este año, con el proceso de inversiones en marcha, se sigue incorporando personal, lo que se concretará escalonadamente a lo largo de los primeros 6 meses de este año con una proyección de un 10% sobre la base actual de trabajadores. El presidente de Calisa, Dr. Augusto Motta, explicó que si el proyecto avanza, estos puestos podrían duplicarse.

Las recientes inversiones apuntan a dar respuesta al crecimiento del mercado, tanto interno como externo, incrementando el volumen de producción y la capacidad de congelamiento, destacándose la puesta en marcha del nuevo túnel de congelado continuo, totalmente automatizado y la incorporación de un sistema automático de pesaje dinámico. Se debe señalar, además, la incorporación de tecnología en procesos, mejoras y ampliaciones edilicias e infraestructura que se plantea, bajo mecanismos que implican el cuidado y protección del medioambiente.

El férreo control de efluentes, la eficientización permanente de los consumos de energía eléctrica y agua, el reciclado de cartones y plástico y la concientización hacia los empleados y la comunidad, es uno de los cuatro grandes ejes de RSE que integra Calisa a su gestión y en que se asientan las nuevas inversiones.

Entre las ultimas mejoras, se puede mencionar la ampliación del sistema de desengrasadores; la adquisición e instalación de un nuevo sistema de incineración, la efectiva aplicación de un plan integral de residuos y la adquisición de un molino para molienda y lavado de plástico con destino a su reciclado, con la construcción de un local destinado para su clasificación, que permite recuperar los plásticos de desecho de las plantas de Calisa y Asado. Lo enumerado, implica un significativo paso que se suma a las continuas acciones y gestión responsable de lo generado como desecho por la propia industria. En este sentido hay importantes proyectos en marcha, vinculados a autogeneración de energía, utilizando los desechos de faena, para un mejor aprovechamiento y control de todo lo que se produce y genera.

Calisa, empresa netamente familiar, con este nuevo año que suma, lleva implícito un importante y concienzudo trabajo por parte de los equipos de colaboradores y profesionales que la integran y un destacado posicionamiento y reconocimiento de clientes que contribuyen a su fortalecimiento, en un mercado competitivo y diversificado, con exigentes estándares para los productos alimentarios.

La sólida base de esta empresa familiar está conformada por Héctor Motta – presidente de Grupo Motta, y cuyas empresas son gerenciadas por el Dr. Augusto Motta, la Dra. Helen Motta y el Cr. Juan Pablo Motta. Siguiendo la impronta, siempre presente, de quien fuera una persona invalorable por su compromiso y tesón, Juan Carlos Motta, un hacedor y colaborador directo de Héctor Motta en la construcción y formación del equipo humano que conforman ambas empresas del Grupo.