Haidar: “La adicción suele ser generadora de violencia y ésta, de distintos niveles de abuso”

0
1

La secretaría de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos de Entre Ríos, Dra. Lucila Haidar, expresó a El Observador que el cumplimiento y tratamiento de los derechos humanos es una “preocupación y ocupación constante” del gobierno provincial y destacó la férrea lucha iniciada desde el Estado contra la trata de personas. Al respecto, la funcionaria recordó que “días pasados se llevó a cabo en Paraná, un taller llamado ‘Sin demanda no hay oferta’, que tiene que ver con la iniciación sexual temprana masculina y con el consumo precoz a la prostitución, que estuvo destinado a jóvenes de 12 a 28 años. En el mismo se trabajó desde la Subsecretaría de Derechos Humanos y la Coalición para la Lucha contra la Trata de América Latina y Argentina, en esto de reconocer el respeto por la mujer y los riesgos que surgen cuando se tiene una iniciación temprana y un consumo de prostitución, cuando en realidad no sabe muy bien en qué lugar está y cuál es el origen”.

– ¿Qué más puede hacer el Estado en la “guerra” contra la prostitución?

– Nosotros no podemos luchar contra los carteles y organizaciones, lo que podemos hacer a título de prevención, es formar sobre este tema, que es lo que estamos haciendo. Si capacitamos a jóvenes en la prevención, estos estarían además en condiciones de brindar el material y esquema suficiente para que puedan capacitar a otros. A veces, la relación entre pares hace que sea más fructífero el resultado, independientemente de lo operativo, que lo llevamos adelante con la policía.

– ¿Se ha intensificado la tarea de prevención en cuanto a adicciones?

– La adicción suele ser generadora de violencia y esta es generadora de distintos niveles de abuso que generalmente perjudica más a familiares que a extra familiares. Esta es una cadena de prevención que uno tiene que tiene que controlar para ver si se pueden erradicar estos flagelos parciales que en definitiva hacen a un malestar generalizado. Vemos día a día como aumentan los casos de violencia y el extravío de menores y jóvenes que se da por inexperiencia de los mismos o falta de cuidado o por escapar de esas situaciones. Sin ir más lejos, días pasados en Buenos Aires se detuvo a un adulto de más de 40 años que se había hecho pasar por un joven de 14 a través del chat con una jovencita de 14 años, de Córdoba, a la que invitó a irse de su hogar. A esta chica se la encontró encerrada en una habitación y esta persona estaba en tratativas para ver de qué manera la entregaba a una red de esta naturaleza (prostitución). Si no trabajamos y alertamos a los jóvenes cuáles son los peligros, es muy difícil que no caigan. Las redes sociales son buenas para comunicar lo que está bien y fomentar las relaciones y la solidaridad, pero hay que tener cuidado con algunos depravados, a los que les sirven estos esquemas. Hay que ser cautelosos y alertar a los jóvenes en todo lo que se pueda.