Argentina quiere llegar a 1 millón de donantes de sangre en 2011

1
1

Por primera vez la Argentina ha sido elegida como sede central de las celebraciones del Día Mundial del Donante de Sangre, siendo además el primer país latinoamericano seleccionado a tal fin. El festejo internacional tendrá lugar el próximo 14 de junio, en la ciudad de Gualeguaychú. Por este motivo, todas las provincias del país han planificado acciones de promoción con el objeto de conseguir donantes de sangre ‘voluntarios, gratuitos y anónimos’. El Ministerio de Salud de Entre Ríos se sumó a la campaña nacional ‘Por un millón de donantes: Más sangre, más vida’, lanzando la misma el pasado 12 de febrero.

Se presume que la disminución paulatina de la cantidad de donantes de sangre, se debe principalmente a la falta de información, que impiden derribar algunos mitos al respecto. Desde El Observador, realizamos este informe para intentar revertir dicha situación. Toda persona de entre 18 y 65 años de edad puede ser donante y para ello, debería saber que:

-Con cada extracción de 450 ml. de sangre, es posible salvar hasta 3 vidas. Se realizan todos los análisis necesarios para garantizar la seguridad transfusional. Son estudios sistemáticos de laboratorio que evitan efizcamente contraer enfermedades. Posteriormente, se separan los diferentes componentes de la sangre donada, para que cada paciente reciba lo que necesita.

-El material que se utiliza es estéril y descartable.

-En caso de llegar a algún resultado que imposibilite la utilización de la sangre estudiada, la unidad se incinera y el donante es convocado para su orientación y tratamiento adecuado.

-Donar en los momentos críticos o de convocatoria masiva, es tarde. La sangre debe someterse a pruebas que no se realizan de inmediato. Por lo tanto, es necesario contar con una reserva suficiente de donaciones examinadas y analizadas antes de que se produzcan las emergencias.

-La sangre no puede fabricarse. Es escasa y agotable (porque tiene vencimiento). Resulta indispensable para la vida y no puede ser reemplazada por dispositivos de ninguna índole.

-Existen impedimentos físicos y de salud que le impiden a mucha gente ser dadores. Por lo tanto, es doblemente necesario que aquellos que reúnen las condiciones óptimas, ofrezcan la suya.

-Efectuar donaciones periódicas y altruistas, permiten mejorar el nivel de vida y de salud de la población en general. Inmediatamente después de la donación, el organismo comienza a compensar el volumen extraído (450 ml.). El donante no nota ninguna diferencia y mejora su torrente sanguíneo.

-Donar sangre no debilita, no engorda, no adelgaza, no presenta ningún perjuicio.

Una persona que haya sido rechazada en alguna ocasión, no implica que no pueda donar en otro momento, dependiendo siempre de cuál haya sido el motivo de su imposibilidad.

No se consideran motivos de exclusión:

-Estar transitando el período de menstruación al momento de la donación.

-Tomar anticonceptivos por vía oral.

-Ser alérgico, siempre que no se esté en la fase crítica de la enfermedad.

-Padecer de hipertensión, si en el momento de la extracción de sangre los niveles están correctos.

-Haber tomado aspirina ó anti-inflamatorios, simplemente es necesario avisar al bioquímico.

Preparación para ser donante:

-Se puede tomar un desayuno que incluya café, mate o té, sin ingerir leche ni derivados lácteos. Se puede ingerir cualquier fruta.

-Conviene que la persona haya descansado bien la noche anterior.

-Los fumadores deben evitar el cigarrillo 2 horas antes y después de la extracción de la muestra. Quienes beban con frecuencia, no deben consumir alcohol en un período de 12 horas de antelación.

-Se recomienda a los donantes concurrir en forma tranquila, con ropa cómoda y fácil de arremangar.

-Siempre se debe llevar el documento nacional de identidad.

Requisitos para ser admitido como donante:

-Pesar 50 kilos o más.

-Presentar la tensión arterial diastólica (baja), igual o inferior a 10 y la tensión sistólica (alta), que no supere los 18, al momento de efectuar la donación.

-Tener un pulso regular, de entre 50 y 110 pulsaciones por minuto.

-No encontrarse en ayunas.

-No realizar prácticas de riesgo, que faciliten el contagio de hepatitis o sida.

-No haber tenido infecciones víricas (catarro o faringitis) en los últimos 7 días.

-No haber donado en un período menor a 2 meses.

-No padecer enfermedades transmisibles por vía sanguínea.

-No haber recibido transfusiones de sangre, ya sea completa o de sus hemocomponentes y hemoderivados, en el año previo a la donación.

-No padecer enfermedades atípicas severas, ni alergias a determinadas drogas medicinales. En caso de serlo, el médico evaluará si es excluyente o no.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here