Reichel: “Con un P. Industrial se le puede devolver el perfil residencial a L. San Martín”

0
2

En este sitio web dimos cuenta de una reunión que mantuvo el intendente de Libertador San Martín, Gunnar Wensell y parte de su gabinete con el ministro de Planificación, Infraestructura y Servicios, Guillermo Federik. Una vez realizado el anuncio de la posible creación de un parque industrial, el jefe comunal llevó adelante un encuentro con distintos sectores de la localidad para debatir las inquietudes en torno a este proyecto. Uno de los participantes fue el presidente del Centro Comercial de esta localidad, Reinaldo Reichel, quien en conversación con El Observador comentó cuál es, desde su óptica, la importancia de haber realizado dicho encuentro: “Fue muy importante desde el punto de vista institucional.  Tanto para el gobierno municipal como para el Centro Comercial, dado que se le entregó al intendente Gunnar Wensell una copia de los expedientes de las gestiones que viene realizando la asociación civil Centro Comercial, Industrial, Agropecuario y de Servicios de Libertador San Martín, que respaldan las gestiones del gobierno municipal.  Se intercambiaron ideas, argumentos y se consensuaron acciones. Quiero destacar que Wensell fue el único candidato en 2007 que contestó afirmativamente y por escrito nuestra requisitoria sobre el apoyo al establecimiento de un área o parque industrial.  Además se acordó luchar contra la competencia desleal, entre otros puntos”.

Al ser consultado sobre los posibles beneficios que traería la creación un área de esta naturaleza, Reichel manifestó: “Para poder comprender lo que aportaría un parque industrial a esta localidad, primero hay que hacer un poco de historia. Hace más de un siglo, se instaló el colegio de Camarero, diez años después el sanatorio.  Pequeñas construcciones en terrenos donados a la Iglesia Adventista del Séptimo Día.  A su alrededor fue desarrollándose un pequeño caserío para alojar médicos y profesores. A medida que las instituciones fueron creciendo, se requería de más personal, por lo cual se fue urbanizando de a poco la villa, la cual creció un tanto desordenada pero con la idea de darle un tono residencial. Unos pocos comercios y servicios fueron naciendo para satisfacer las necesidades de los habitantes habituales y circunstanciales de la localidad. A mediados de la década del 70, el crecimiento fue cada vez mayor. Familias enteras dejaban sus campos, herencia de sus antepasados inmigrantes, para venir a buscar trabajo a la villa. Hubo un momento que la capacidad de absorción de mano de obra de las instituciones madre del pueblo fue superada por el crecimiento demográfico. Así, fueron naciendo pequeños talleres e industrias familiares en los galpones del fondo de cada casa. Hoy, con el boom de construcciones, todas esas pequeñas fábricas han quedado dentro de la zona residencial.  Para recuperar esa fisonomía bucólica y tranquila, hay que llevar esos talleres a un lugar adecuado fuero del ejido urbano, además de prever el crecimiento de esos emprendimientos que se vayan generando. De ese modo se volverá al perfil original del pueblo”. Continuando con el análisis de la situación actual del pueblo, Reichel agregó: “Por otra parte, está el tema social: muchos hijos de esta villa, nacidos y criados acá, con un nivel educativo y moral propios del lugar donde se desarrollaron, deben emigrar a otros pueblos en busca de la necesaria inserción laboral que no encuentran, separando así a familias enteras.  Al tener un lugar donde desarrollar empresas, consustanciadas con el perfil histórico de nuestra comunidad, se puede absorber todo esa mano de obra altamente capacitada, criada con los valores que nos caracterizan y que tanto les costó a sus familias formar.

Con respecto a las propiedades que debe poseer el área en cuestión, el presidente del Centro Comercial explicó: “Es importante resaltar que este parque debe tener unas características distintas a los demás, como ser, un reglamento que impida la instalación de industrias contaminantes, la mano de obra debe ser local, salvo personal especialmente capacitado que no se encuentre en la localidad como técnicos, ingenieros, etc. La administración debe estar en manos de un ente compuesto por representantes del municipio y el Centro Comercial, para evitar que esta sea un botín político para pagar favores a punteros luego de las elecciones. Los lotes deben entregarse en comodato bajo estricto cumplimiento del reglamento, de manera tal que quien viole el mismo, pierda automáticamente la posesión del lote. En fin, todo está contemplado en el proyecto elaborado por el Centro Comercial con ayuda de los técnicos del gobierno provincial desde el año 2007.  Sólo falta la decisión política de llevarlo a cabo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here