Crespo: Peligra el inicio de clases

3
0

Dentro de una semana los docentes deberían retornar a las escuelas para comenzar con el período de exámenes previos. El gremio que los nuclea, AGMER (Asociación Gremial Magisterios de Entre Ríos), espera la regularización salarial de los mismos, para definir si se iniciará o no el ciclo lectivo 2011.

Al respecto, el dirigente de dicho gremio en esta ciudad, Prof. Gabriel Geist, visitó la redacción de El Observador y explicó: “Como se dice comúnmente, la pelota está en el campo de la patronal. Desde AGMER esperamos que el gobierno de la provincia convoque a paritarias para discutir salarios. A fines de 2010 el Estado se había comprometido a reunirse con los gremios docentes, AGMER, AMET y demás, pero hasta ahora no tenemos información. Hay que tener en cuenta que el 14 de febrero los docentes ya tenemos que presentarnos en las escuelas y el 28 empieza formalmente el ciclo lectivo. Por el momento, lo que ha salido a decir el gobierno es que están esperando las paritarias a nivel nacional, que se están desarrollando en estos días entre el gobierno nacional y CTERA. Queda claro que el responsable del inicio o no del ciclo lectivo 2011 es el gobierno, que no convoca a paritarias para discutir salarios y otros temas, como los días descontados en el 2010, el desborde de los comedores escolares, la nueva ley de educación secundaria y también la situación de compañeros que el año pasado tomaron horas y todavía hoy están sin cobrarlas”.

El inconveniente que presentan los comedores escolares se vincula al monto de las partidas y al número de niños que asisten en relación a los espacios reducidos con que éstos cuentan. “En los comedores escolares se han incorporado muchos chicos y están funcionando con $2 por día por chico. No se puede darle de comer como corresponde, menos aún cuando hay muchos niños que es la única comida que reciben al día. En el servicio penitenciario, por ejemplo, se destinan $10 por día para los alojados en las cárceles. Me parece correcto, pero la diferencia es muy grande, entre lo que se dispone para alimentar a un adulto que ya está formado física y psicológicamente y $2 para nutrir a un chico que está en edad de desarrollo. Hay que rediscutir este tema. En el 2007 una comisión de AGMER integrada por nutricionistas y otros especialistas había dicho que para ese año, los comedores escolares necesitaban $5 por alumno y por día, para darle una alimentación adecuada. Con todo el proceso inflacionario que vivimos hasta ahora, esos $5 ya estarían desfasados y sin embargo estamos en $2”, señaló el profesor.

En alusión a la postura que los padres adoptan frente al reclamo de los docentes de sus hijos, Geist manifestó: “Entendemos la preocupación de los padres por la educación de sus hijos. Queremos aclarar que el peligro de que reciban una mala educación no es por los paros docentes, sino que es producto de una política educativa totalmente ‘traída de los pelos’. El gobierno provincial no consultó con nadie ni discutió esta reforma, la hizo por su cuenta sin tener la infraestructura adecuada. Estamos haciendo referencia a chicos que se incorporan al sistema educativo, por la asignación universal por hijo. Al respecto no vemos desde el gobierno propuestas. Los padres se enojan y siempre es más fácil enojarse con el maestro que vive a dos cuadras de tu casa que ir a decirle al gobernador que le dé importancia a la educación. Entendemos que hay trabajadores en peor situación que la de los docentes, sabemos que hay quienes ganan menos de $1840, que es el sueldo inicial de un maestro. En este sentido, la lucha docente es parte de la que tienen que dar los demás trabajadores también y que nosotros nos sumaremos acompañándolos el día que decidan salir a hacerla por mejoras salariales o condiciones de trabajo. Si otros sectores no lo hacen están en su derecho, pero que no nos quieran obligar a los docentes a hacer lo mismo. Los trabajadores tenemos que dar una lucha muy importante por la masa de recursos millonarios que está generando el país y que se están quedando los grandes grupos y el gobierno para pagar deudas ilegítimas y que no va a parar a los trabajadores. No hago diferencias entre el sector estatal y privado, sabemos que todos estamos mal, pero el tema es luchar para mejorar nuestras condiciones y no seguir peor de lo que estamos”.