Giano: “Estamos construyendo las bases de una política sanitaria que se pueda mantener en el tiempo”

1
6

El ministro de Salud de la provincia, Ángel Giano, le comentó a El Observador las tareas preventivas que llevan adelante, analizó su gestión y se refirió a los cambios que se aplicarán durante este año, tanto en infraestructura como en la organización del recurso humano. Asimismo respaldó la reelección de Sergio Urribarri y confirmó que buscará ser intendente de Concordia.

– ¿Cómo evalúa el control del dengue en la provincia durante este verano?

– Venimos controlando el dengue desde que tuvimos el brote epidémico en 2009. Hay que recordar que cuando apareció en Argentina, provincias como Chaco, Catamarca, o territorios limítrofes tuvieron miles de casos, mientras que Entre Ríos junto con Formosa fueron las provincias que menos casos presentaron. De modo que el territorio entrerriano está declarado como un lugar seguro respecto a esta enfermedad. Tuvimos solamente 8 casos, 5 en Gualeguaychú donde todo comenzó con una persona que fue a Brasil y contagió a familiares y vecinos, otros en Concordia, uno en Crespo y otro en Chajarí. Posteriormente con la experiencia adquirida de recorrer la provincia con el equipo de Salud, más la ayuda de los medios de comunicación, se ganó la confianza de la población y entre todos logramos que se disminuya la presencia del dengue. No tuvimos registros últimamente, pero no dejamos de trabajar sobre todo con los intendentes planteándoles la importancia de la campaña para no generar la reproducción del Aedes Aegypti, sabiendo que en el norte argentino se dieron casos y en Brasil fallecieron 500 personas. Hasta ahora sabemos que hay en Misiones y Jujuy donde el Ministerio de Salud de la Nación, está trabajando con camiones sanitarios para evitar que el dengue descienda a los territorios que están al sur. Creemos que la tarea en conjunto entre el organismo nacional, la provincia y más los municipios, podemos estar tranquilos de que se combate el dengue como se debe.

– También están trabajando en una campaña por el Síndrome Urémico Hemolítico.

– Hemos tenido pocos casos, si bien suelen ser frecuentes en esta estación de verano donde los alimentos se ven afectados y no tienen el control y la refrigeración necesaria. Salimos desde la Dirección de Epidemiología de la provincia a plantear estos casos, así como lo hicimos en la pandemia y como lo realizamos con las enfermedades no trasmisibles, apelamos a la responsabilidad individual y social porque muchas de estas enfermedades tienen que ver con una falta de higiene y seguridad, producto de no tomar las medidas que corresponden en cada hogar. Cuando hablamos de la pandemia de Gripe A, tenemos que volver a lavarnos las manos con más frecuencia, debemos evitar los lugares cerrados cuando detectamos en principio una patología respiratoria. En cuanto al Síndrome Urémico tiene que ver con el lavado, el cuidado y refrigeración necesaria de los alimentos. Es una de las consignas del Ministerio de Salud con el propósito de generar una alimentación saludable, controles de hipertensión, evitar las adicciones, etc., en numerosos aspectos estamos obligados a efectuar actividades preventivas. También queremos trasladar a la población la responsabilidad que le cabe a cada uno de los entrerrianos de los autocuidados, no podemos estar al lado de la persona para que se lave las manos. En algunos lugares la alimentación no es saludable y esto no tiene nada que ver con que los ciudadanos sean de bajos recursos, porque tenemos casos de personas que pertenecen a un estrato social alto y presentan una mala alimentación o padecen obesidad.

– Fueron creadas áreas para la planificación de recursos humanos y de las residencias médicas. ¿Están detrás de un reordenamiento organizativo en la provincia?

– Estamos construyendo las bases de una política sanitaria que se pueda mantener en el tiempo, con ese fin el gobernador tomó varias decisiones, una de ellas fue crear el Ministerio de Salud y éste va a seguir quedando en el tiempo porque antes era una Secretaría y ahora este sector tan complejo y de alguna manera olvidado, se ha jerarquizado. Nosotros cumplimos con esta tarea de elevar la calidad y mejorar los hospitales o centros de salud. Este año con camiones sanitarios, agentes sanitarios, enfermeros, médicos, vamos a los barrios, a los lugares donde hay mayor presencia de personas como los centros turísticos. La idea es que vean la presencia de Salud en la calle, en los barrios y dejar durante este año, las bases sentadas para que cuando se tenga que incorporar personal, se conozca cuáles son los servicios que están por crearse o los hospitales nuevos por construirse. En el caso de residencia médica debemos tener en claro cuáles son los médicos que necesitaremos en los próximos 15 a 20 años, hay que formar muchos pediatras y ver qué residencias podemos no continuar porque existen especialistas suficientes y en cuáles otras sumar.

– ¿Qué hay en carpeta para este 2011 en materia de infraestructura hospitalaria?

– Mejorar los hospitales de la provincia, la mayoría tienen construcciones en ejecución. El nuevo nosocomio de Paraná con el cual seguramente en febrero habrá novedades, el nuevo hospital de Gualeguaychú, estamos fomentando la construcción de Centros Integradores Comunitarios y Centros de Salud. También apuntamos a hacer mejoras importantes en hospitales de Victoria, Chajarí, Federación, Villaguay o Tala. Los nosocomios entrerrianos tienen 60 ó 100 años de antigüedad, en muchos de ellos nos encontramos con que no tenían el mantenimiento o la mejora en infraestructura correspondiente. El gobernador decidió destinar recursos para efectuar las tareas pertinentes de cada uno más allá de la edificación de los nuevos. Uno está en construcción en Gualeguaychú y otro se hará en la capital.

– ¿Cómo diagnosticaría a su gestión?

– Que está en buen estado y que hay mucho para mejorar y por hacer, pero que el sistema sanitario entrerriano funciona bien y lo ha demostrado en época de crisis. Le daría una calificación de bueno y con importantes cosas por hacer todavía, pero el camino es éste, el camino es el trabajo mano a mano con los intendentes donde hemos logrado que se preocupen y ocupen de la salud de sus vecinos. Se trata de un tema con competencia provincial, los mandatarios de las ciudades antes veían a la salud como algo que no era de su competencia y a partir de esta gestión y de situaciones críticas que tuvimos que atravesar, logramos que se involucren entendiendo la importancia de evitar que sus vecinos se enfermen y vencer ese mal concepto de salud que fue impuesto en la década del 90. Antes se planteaba la salud como sinónimo de hospital, pero fundamentalmente se trata de evitar que se enfermen las personas y esto significa recuperar la política de los agentes sanitarios, demostrar que es posible estar en el terreno de ir al encuentro de los vecinos llevando información, detectando tempranamente patologías, haciendo los controles correspondientes, etc. Visité los lugares donde hacemos estas actividades y la gente se acerca con tranquilidad y mucho interés por informarse. Hablamos y atendemos a todos los temas, por ejemplo los jóvenes con sus derechos sexuales y reproductivos, las problemáticas de las adicciones o los adultos que se preocupan por tomarse la presión, por hacerse el control de glucemia y demás.

– Si Urribarri es reelecto y le pide continuar este camino, ¿lo va a seguir?

– La meta que nos hemos propuesto después de 20 años de militancia, es tener la posibilidad de disputar en nuestro territorio, en Concordia, el acceso a la municipalidad. Estamos trabajando para ello y es nuestra meta.

– Va a pelear la intendencia…

– Exactamente. Somos conscientes y no somos egoístas, somos parte de un proyecto colectivo que pretende desde lo nacional la continuidad de este proceso popular que sigue siendo conducido por Cristina Fernández y en la provincia a través del gobernador Sergio Urribarri. Formamos parte de esta idea de país que demuestra cada vez más profundamente una implicancia en el territorio entrerriano como antes no se había visto, no sólo en obras, sino también en programas, recursos y decisiones políticas que nos hacen ver el tiempo que hemos perdido en los últimos 25 años donde sólo mirábamos tranqueras hacia adentro y no nos insertábamos en el concierto nacional. El gobernador Urribarri tendrá la posibilidad en la elección de octubre de lograr la continuidad. Nosotros queremos que siga en su cargo para que estos 37 meses se puedan ver reflejados en un proyecto de 8 años. Ahí veremos el rol que nos toca jugar, pero nuestra meta es la municipalidad de Concordia.

* Por Mauricio Jacob (redacción El Observador)

m_jacob80@yahoo.com.ar

Comments

comments