Urribarri: “La autovía entre Paraná y Santa Fe abre nuevos desafíos”

0
0

“Lo que hoy está ocurriendo aquí es una hermosa realidad que se produce en un país que está creciendo y que, por vocación federal de su gobierno, expande la frontera de ese crecimiento a todas las regiones del país con obras de infraestructura y acciones que refuerzan el capital humano de la Argentina ”, dijo este martes el gobernador Sergio Urribarri, al acompañar a la presidenta Cristina Fernández en el acto de inauguración de la autovía que une Paraná con Santa Fe.

“Pero también es un enorme símbolo. Esta autopista que une Paraná con Santa Fe refuerza nuestros vínculos como provincias hermanas, refuerza nuestro destino como dos de las mejores provincias de la Argentina y en particular a nosotros los entrerrianos nos aleja esa sensación de vivir en el patio trasero de la Argentina ”, expresó el mandatario entrerriano a la prensa, luego de una masiva ceremonia que se realizó a la vera de la autovía, sobre la mano hacia Paraná, a la altura del puesto de control de cargas.

Estuvieron también junto a la Presidenta , el gobernador santafesino Hermes Binner, el secretario general de la Presidencia , Oscar Parrilli, el ministro de Planificación, Julio De Vido, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y el diputado nacional Agustín Rossi, además de intendentes, legisladores nacionales y provinciales entrerrianos, y funcionarios.

“Esta autopista abre también un nuevo futuro y nuevos desafíos porque crea el Area Metroplitana. De hecho me parece que hoy además de inaugurar una autopista estamos presenciando el día cero del Area Metropolitana Paraná-Santa Fe, un conjunto de ciudades y pueblos que con cabeza en Paraná y Santa Fe reúne a más de un millón y medio de personas, por lo que en los próximos años habrá por estos pagos una explosión de dinamismo, de intercambio, de producción, de cultura, de arte, de ciencia y de tecnología”, resaltó Urribarri.

“Agradezco una vez más al gobierno nacional por esta autopista, porque para los santafesinos las comunicación terrestre fluidas es útil, pero para nosotros los entrerrianos es la vida”, finalizó el mandatario.

La Presidenta expresó la inmensa emoción que le provocó inaugurar la autovía. “Más allá de la inversión de casi 250 millones de pesos y de que es una obra estratégica para Entre Ríos y Santa Fe, de comunicación y seguridad vial, es un recuerdo muy especial para mí porque siendo constituyente en 1994 atravesé esta ruta durante tres meses casi todos los días porque las comisiones funcionaban en Paraná y Santa Fe”.

“Venía acompañada por Néstor Kirchner, entonces gobernador de Santa Cruz y también constituyente. Jamás pensé que años más tarde iba a venir a inaugurar la ampliación de esta ruta que él también soñó como presidente junto a entrerrianos y santafesinos y que yo tengo el honor de inaugurarla para que la disfruten todos”, subrayó emocionada.

La mandataria nacional también expresó su felicidad “como gobernante y como ciudadana, de poder participar y protagonizar el período de crecimiento económico con inclusión social más importante de nuestros 200 años de historia. Vale la pena tanto sacrificio y el que hizo mucha gente que soñó como nosotros una patria más justa, equitativa, solidaria e igualitaria”.

A las 19,10 llegó a la II Brigada Aérea, de la capital entrerriana, el avión que trasladó a la presidenta Cristina Fernández junto al gobernador Sergio Urribarri. Desde Paraná se trasladaron en helicóptero hacia la autovía de la ruta nacional 168 para dejar inaugurada la obra. Alrededor de las 20,15 la comitiva partió de regreso a Paraná para volar nuevamente a Capital Federal.

La obra, que demandó una inversión de 247 millones de pesos provenientes de las arcas del gobierno nacional, beneficia al conglomerado compuesto por las capitales de Entre Ríos y Santa Fe, y se inscribe en el Corredor Bioceánico Central.

La transformación en autovía de la ruta nacional 168, desde el río Colastiné hasta el acceso al túnel subfluvial, comprendió la construcción de una nueva calzada de dos carriles sobre siete kilómetros, pavimentación de banquinas y repavimentación y ensanche de la anterior traza. En la iluminación que cubre todo el trayecto, se invirtieron unos 16 millones de pesos.

Se realizó también, la construcción de 1.600 metros de puentes nuevos y de un viaducto sobre el río Colastiné de 526 metros de largo, ejecutado con un moderno sistema de empuje, que lo ubica como uno de los más extensos realizado en Sudamérica con esta modalidad.

La extensión en los tiempos inicialmente previstos para la habilitación de la autovía, tuvo origen en la decisión del Distrito Santa Fe de Vialidad Nacional, de dejar abierta la circulación con todas las garantías de seguridad vial para los usuarios.

Los trabajos de ampliación cobran especial relevancia debido a que se completan a más de 40 años de inaugurado el túnel subfluvial como principal unión entre Santa Fe y Paraná. Esta ruta, que va desde Santa Fe hasta el túnel, concentra la mitad del tránsito de uno de los corredores bioceánicos y es uno de los principales accesos a ambas capitales provinciales.

La ruta fue transformada en autovía por tramos. Primero, entre Santa Fe y La Guardia , después entre La Guardia y Colastiné, a través del Estado santafesino, y ahora desde el río Colastiné hasta el acceso al Túnel, con la construcción de aliviadores y puentes, con la intervención del Estado nacional, invirtiéndose casi 25 millones de pesos por kilómetros de obra.

La seguridad que se logra en todo el corredor es incalculable y no sólo lo justifica el intenso tránsito entre ambas capitales provinciales, sino también por ser uno de los vínculos del corredor bioceánico, junto al enlace vial Victoria-Rosario.

En forma complementaria a esta obra, se están construyendo en Entre Ríos importantes trabajos, como el acceso norte de la ciudad de Paraná, que servirá en el futuro para acceder a un nodo que se conectará con las rutas nacional 12 y la autovía en que será transformada la ruta nacional 18 hasta Concordia.

El acceso norte a la capital entrerriana está siendo ensanchado en ambos sentidos, lo que permitirá un tránsito más fluido y una circulación local más segura, dado que habrá colectoras para los vehículos urbanos.

En tanto, a la salida del Túnel se está construyendo un rulo distribuidor que ayudará a administrar los destinos urbanos e interurbanos de los vehículos que llegan a ese punto de encuentro. Esa zona tendrá desvío hacia el este (El Plumazo, hospital Roballos y los barrios que se levantan desde allí hacia el río) y para el sector de ingreso al Club Náutico Paraná. Hasta ahora, el intercambio de flujos se produce sobre la ruta misma, con todo el peligro que ello significa, pero en el futuro habrá carrilles exclusivos para resolver cada destino.

Comments

comments