Presencia de roya común del maíz en campos entrerrianos

0
0

La “roya común del maíz” es un hongo frecuente que ataca a las hojas, especialmente antes y durante la floración, que requiere híbridos susceptibles, temperaturas medias (15 a 25ºC) y alta humedad con mojado foliar. La presencia de la enfermedad se determina observando las pústulas castaño-rojizas que contienen las esporas que son llevadas por el viento. El nivel de la enfermedad se puede cuantificar a través de la Incidencia y Severidad.

Con la finalidad de conocer la presencia e intensidad del hongo en campos entrerrianos, Consultoría Agropecuaria S.R.L. realizó una serie de trabajos, el primero, tomando muestras de plantas de maíz al azar pertenecientes a 4 productores de los departamentos Nogoyá y Gualeguay bajo monitoreo. Las muestras se llevaron a laboratorio para determinar fenología, incidencia (porcentaje de plantas con pústulas de roya común en las hojas) y severidad de la enfermedad (número promedio de pústulas por hoja afectada). En aproximadamente un mes de evolución de cultivo, la incidencia de roya común del maíz aumentó entre 2% y 33% en 4 de los 5 lotes muestreados y la severidad se incrementó entre 6 y 21 veces.

En el Trabajo 2 se realizó una aplicación de 750 cc/ha. de una mezcla comercial de pyraclostrobin+epoxiconazole en el estado de 8 a 9 hojas en la mitad de la superficie de tres lotes y la otra mitad, se dejó sin pulverizar. Aproximadamente 30 días después del tratamiento se realizaron observaciones en muestras de la zona tratada y en la sin tratar. En el laboratorio de demostró que la aplicación logró reducir la severidad entre 2 y 4 veces en la hoja de híbridos con tolerancia media y alta a la enfermedad.

Conclusión: en los departamentos Nogoyá y Gualeguay, el agua disponible en el suelo fue reduciéndose desde principios de octubre hasta fines de diciembre de 2010 como consecuencia de las escasas precipitaciones en dicho período. Esto representa una condición de baja conductividad para la enfermedad, pero al mismo tiempo un factor de pérdida de rendimiento importante para los lotes de maíz, ya que les faltó agua en la etapa crítica.

La roya común en el cultivo está siempre presente y se la controla con híbridos tolerantes y con fungicidas. Para el correcto uso de estos últimos, es necesario cuantificar el nivel de enfermedad y esto se logra con el monitoreo y muestreo permanente de los lotes a cargo de técnicos especializados.

Al aplicar mezclas de triazoles y estrobirulinas en floración, se pueden obtener diferencias de rendimiento de 500 a 850 kilos/ha. Las pérdidas de rendimiento por esta enfermedad pueden oscilar entre 5 a 7%. Al aplicar fungicidas, se pueden reducir las pérdidas entre el 6% y el 10% en lotes con alta carga de la enfermedad.

Comments

comments