Betsabé Páez: “Las claves de los buenos resultados fueron el sacrificio y la constancia”

0
0

El deporte crespense ha dado en las últimas décadas figuras de primer nivel. La joven atleta Betsabé Páez es una de ellas. Los resultados que logró en 2010 superaron sus expectativas y como dato relevante es que en el lapso de sólo 7 meses, participó en torneos internacionales realizados en Brasil, España, Canadá, Singapur y Chile. En Argentina, en tanto, ganó en todo lo que participó. “Más no puedo pedir de este 2010, ha sido un año inolvidable y que me sirve anímicamente para afrontar lo que se viene, que será aún más intenso” dijo Páez a El Observador. Sus resultados la llevaron a ser elegida como la mejor deportista de Crespo, también de Entre Ríos y el diario Clarín la nominó como revelación en atletismo.

La primera muestra de que era el año soñado para Páez se dio el 4 de abril, cuando frente a destacadas atletas de Sudamérica logró el primer puesto en su especialidad (salto en alto) en el selectivo de categoría menores, en Uberlandia (Brasil), con miras a los Juegos Olímpicos de la Juventud. Registró 1,76 m., superando claramente a las locales Talita Vidal Barbosa y Hewelin Carvalho Da Silva. “Cada victoria tiene un sabor especial, pero la clasificación para una olimpíada es algo extra” dijo la deportista, quien 3 semanas después se consagró como campeona argentina en el Torneo Nacional de Mayores, que se disputó en el CENARD (Buenos Aires). Marcó 1,65 m., siendo escoltada por la bonaerense Valeria Páez y por la chubutense Ornella Sosa Larrauri.

Su meta internacional era la Olimpíada de Singapur, pero antes hubo otras 2 escalas mundiales. Luego de varias idas y vueltas, se confirmó su participación en el Campeonato Iberoamericano de Mayores, que se disputó en junio pasado en el estadio “Bahía Sur” de San Fernando de Cádiz (España). En descollante actuación, fue quinta con una marca de 1,80 m., siendo la mejor de su carrera. “Competí con rivales de primer nivel mundial, fue increíble” rememoró. Siendo una categoría inferior, estuvo en Moncton (Canadá), en el Torneo Mundial Junior de Atletismo, quedando en la 11° colocación de su serie de salto en alto. Este certamen le sirvió como experiencia para futuras realizaciones, ya que compitió con atletas hasta 3 años mayores que ella.

El 4 de julio logró otra presea para su repleta vitrina de trofeos y medallas, al ganar la Copa Nacional de Juveniles, disputada en el Centro de Altos Rendimientos Deportivos de Buenos Aires. Marcó 1,71 m.

Pero lo mejor estaba por venir, el 22 de agosto logró un hito histórico para el deporte crespense: terminó sexta en los Juegos Olímpicos de la Juventud, que se realizaron en Singapur, con 1,79 m. “Lo que viví en esos juegos no se compara con nada. Fue maravilloso, algo impensado”.

Pero “Betsa” no tuvo tiempo para distracciones: en septiembre sumó 2 nuevos campeonatos nacionales: el 6 fue primera en el argentino de juveniles en Córdoba, con un salto de 1,72 m. y el 20 de ese mes ganó en el 44º Torneo de Menores, que se concretó en Santa Fe. La deportista de la Escuela Municipal logró una marca de 1,72 m., dejando en claro que en el país, no hay nadie que se le atreva a discutirle en el liderazgo, en su categoría, en juveniles, en Sub-23 o en Mayores.

Para cerrar un 2010 cargado de éxitos, el 10 de octubre fue campeona en el Sudamericano de Menores, que se disputó en Santiago (Chile). La joven crespense logró una marca de 1,75 m., superando a Mariana Riveiro Da Silva de Brasil (1,72) y Mariana Rojas de Argentina (1,72 m.). Y con tantos logros acumulados, en diciembre, mes elegido para las distintas premiaciones, también fue ganadora. Primero como deportista del año en Entre Ríos, después como revelación del Diario Clarín y finalmente como deportista de su ciudad, el jueves 30 de diciembre. Cartón completo.

“Estoy muy feliz porque he cumplido con todos mis objetivos a lo largo del año. Para mí ha sido un gran honor recibir tan importantes premios y estar en competiciones tan importantes” resumió la joven deportista, quien a la hora de los agradecimientos, puso principal acento en su entrenador Aníbal Lanz, “quien me ha preparado para estar en este nivel”. También le dedicó un párrafo especial a su familia. “Me ha ‘bancado’ en todo. Fue un año lindo en lo deportivo, visitando varios países y compitiendo en una olimpíada, en un mundial, en sudamericanos, pero no fue fácil, porque una está lejos de los seres queridos. Por eso destaco la constancia en el deportista, que es fundamental para llegar a lo que uno pretende”.

Para Páez ya no hay tiempos para festejos y desde los primeros días del año comenzó una intensa pretemporada, con importantes objetivos por cumplir en 2011. Su entrenador dijo que “los premios son una satisfacción, pero también una obligación para seguir trabajando igual o más. Se avecinan el Panamericano Juvenil y el Sudamericano que se hace en Argentina, que son los importantes objetivos que tiene para 2011 y esperamos que los pueda cumplir de la mejor manera”.